Redacción.- Luego de intensas negociaciones y largos recesos fracasaron las negociaciones entre las fracciones legislativas y el Poder Ejecutivo para evitar que el Gobierno pierda un crédito de apoyo presupuestario de $250 millones, con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con lo cual no se logró dispensar de todo trámite dicho proyecto.

Ante este panorama el país corre el riesgo de perder ese financiamiento si los diputados no lo aprueban en forma definitiva, antes del receso de fin de año ya que las mismas autoridades del organismo multilateral señalaron que no pueden dar una prórroga y que el préstamo deberá estar aprobado antes del 6 de enero.

El empréstito tiene un plazo de siete años, tres de gracia y una tasa de interés anual estimada en 3,26%. El Gobierno lo requiere para atención a la pandemia y con miras a garantizar la estabilidad fiscal de Costa Rica.

La diputada de Acción Ciudadana, Laura Guido mostró su preocupación por este rechazo ante la urgencia que se tiene de aprobar estos recursos

Por su parte el jefe de fracción de Liberación Nacional, Luis Fernando Chacón pidió claridad al gobierno