Redacción, 04 abril 2020.- El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) desarrolla acciones inmediatas para llevar agua potable mediante la red a la comunidad de Bagaces. La primera acción es inyectar el pozo del Colegio de Bagaces al acueducto, la medida que se ejecutaría durante la Semana Santa busca disminuir la concentración de arsénico en el sistema a niveles aptos para el consumo humano. De acuerdo con los estudios del Laboratorio Nacional de Aguas (LNA), dicho pozo está libre de arsénico.

Una vez efectuada la conexión del pozo el AyA deberá hacer las respectivas pruebas en la red de distribución, a efectos de dar el suministro de agua potable a la población.

Al mismo tiempo, la institución programa adjudicar en las próximas semanas, por situación imprevisible (causa natural en afectación del servicio), la instalación de más de 10 kilómetros de tuberías para traer más agua desde las nacientes que abastecen a la ASADA San Bernardo de Bagaces. La institución está en conversaciones con la ASADA, quienes se han mostrado solidarios con el pueblo de Bagaces y anuentes a colaborar.

Estos aumentos de caudales permitirían realizar lo que se conoce como “dilución”, que es una mezcla de aguas con el propósito de bajar la concentración de arsénico en el acueducto a menos de 10 microgramos por litro, el rango permisible por el Ministerio de Salud y aumentar la cantidad de agua para la zona.

En la búsqueda de soluciones, la institución descartó el uso de dos pozos, uno ubicado en el estadio y otro en el redondel, por sus altas concentraciones de este elemento.

El aumento en el nivel de concentración de arsénico -elemento que se encuentra naturalmente en el agua de la zona- se debe a la drástica disminución del agua en las fuentes utilizadas, en este momento, a causa de la época seca.

Refrendo contralor

Este viernes 3 de abril el AyA hizo entrega de nueva documentación a la Contraloría General de la República, solicitada el 1º de abril, para el refrendo de la adjudicación del proyecto que traerá la solución definitiva al cantón de Bagaces. Se trata del proyecto “Ampliación y mejoramiento del acueducto de Bagaces”, una obra de ₡4.875 millones que captará la fuente Epifanía gracias a 17,7 kilómetros de tubería. La institución presentó el contrato para refrendo a la Contraloría desde el pasado 7 de enero y espera que en el transcurso de las próximas semanas contar con ese visto bueno para dar la orden de inicio de las obras.

La institución mantiene diariamente la distribución de agua potable por camiones cisternas a todos los barrios y, de la mano con el Comité Municipal de Emergencias, continuará con la distribución de más de 200 recipientes para el almacenamiento de agua para las familias más vulnerables del cantón.

Anuncios

Por Redaccion

Deja un comentario