Redacción, 30 julio 2020.- El experto en Ciberseguridad Esteban Jiménez, mencionó durante su comparecencia ante la comisión investigadora del caso UPAD en la Asamblea Legislativa, que antes de haberse creado esta unidad, se dió realizar un estudio el cual debía estar a cargo de la Agencia de Protección de Datos de los Habitantes (PRODHAB).

De acuerdo con las palabras de Jiménez, una de las primeras actividades que se debe realizar es que antes de iniciar un estudio a nivel del gobierno, es que se debe desarrollar un análisis de impacto ya que es mediante este que la oficina responsable de la información va a determinar si el estudio procede o no. Es decir que, antes de ir a pedirle información a instituciones privadas, este análisis debió establecer todas las pautas y cuáles bases de datos, qué tipo de información y cuál iba a ser el impacto de ese tipo de estudio.

Este análisis debía estar en manos de la PRODHAB, según el especialista.

El riesgo que se corre por el mal uso de la información se puede poner en peligro vidas de personas, la estabilidad económica de sectores completos, la salud del país al exponer su información médica, cuando esta información no es bien regulada por un gobierno.

«En Costa Rica, el responsable principal es la Agencia de Protección de Datos de los Habitantes (…) la cual todos sabemos que tiene muchas limitantes como de recurso humano presupuesto, alcance e independencia y otras» precisó Esteban.

Anuncios

Por Redaccion

Deja un comentario