San José.- La noche de este viernes, el Centro Especializado para la Atención de Pacientes con COVID-19 (CEACO) se iluminó en memoria de todas las personas que han perdido la vida a causa de la pandemia provocada por el virus del SARS-CoV-2.

Este evento se da en el aniversario del primer caso diagnosticado de COVID-19 en nuestro país, por lo que el presidente de la República, Carlos Alvarado, solicitó a los presentes un minuto de silencio en homenaje a los cerca de 2.833 personas fallecidas y a las familias que han perdido a un ser querido.

El mandatario junto al ministro de Salud, Daniel Salas, la ministra de Economía, Industria y Comercio, Victoria Hernández, el presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya, y el presidente de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), Alexander Solís, realizaron un balance de la atención y esfuerzos conjuntos para enfrentar al COVID-19.

El presidente Alvarado agradeció el trabajo que realizan las personas en la primera línea de respuesta que han dado todo por protegernos y destacó el gran papel que ha tenido la ciudadanía al seguir los protocolos y entender que una pandemia exige que todos colaboremos.

“Ha sido un año duro, pero juntas y juntos hemos salido adelante, porque Costa Rica ha luchado y resistido con innovación, mística y con su esencia intacta. Hoy, hemos alcanzado a 193 mil personas vacunadas lo que nos da esperanza de avanzar hacia una mayor apertura económica para seguir recuperando empleos, porque la vacuna es hoy por hoy la principal herramienta para la recuperación económica”, agregó Alvarado.

En el marco de la fecha, los jerarcas recordaron que ante la llegada del virus, se declaró Estado de Emergencia Nacional, el 16 de marzo, para evitar la propagación del contagio, preparar y mejorar la capacidad hospitalaria y salvar las vidas de nuestra población. En un arduo trabajo que inició meses antes del primer caso en el país, como por ejemplo los lineamientos epidemiológicos emitidos por el Ministerio de Salud, y que han marcado la ruta durante la atención.

En esta línea el ministro de Salud expresó que “sin duda ha sido un año retador para todos y todas, que nos ha enseñado el potencial del trabajo en equipo, del poder de un país unido contra un enemigo común. Todos y cada uno de los sectores juegan un rol importantísimo en la lucha que seguimos dando para el cumplimiento de las medidas sanitarias que nos permiten transitar por esta normalidad”.

La actividad tuvo como escenario el CEACO, porque representa la capacidad del país de responder con agilidad, transformar y atender de manera inmediata la crisis sanitaria. En cuestión de 11 días se transformó el Centro de Rehabilitación Nacional (CENARE) en el hospital especializado que conocemos hoy, y que ha recibido a personas de todos los rincones del país.

«La Caja ha demostrado durante este año su gran capacidad para reconvertir los servicios bajo el concepto de una sola Caja. Creo que hoy todo costarricense está convencido del valor de esta institución y de que puede contar con un personal que se ha entregado de lleno a atender a las personas” afirmó el presidente de la CCSS, Román Macaya.

La pandemia, también, tuvo implicaciones económicas y sociales, y esto convocó a los distintos actores del país a unirse, sin precedentes, a sacar adelante la tarea. Esto se refleja con la entrega de los Bonos Proteger, un alivio económico a personas que vieron afectados sus ingresos, en los más de 800 mil estudiantes que han recibido diarios por parte del Ministerio de Educación Pública (MEP) y del Consejo Nacional de Producción (CNP) y en los cerca de 300 mil familias que recibieron paquetes de alimentación y limpieza, por parte de la CNE.

“Durante todo este año la CNE, en el marco de la coordinación del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, activó todos los mecanismos desde el Centro de Operaciones de Emergencia, los comités municipales de emergencia, empresa privada, sociedad civil y las instituciones en un operativo que yo llamaría sin precedentes” aseveró el presidente de la institución, Alexander Solís.

Otro de los resultados que evidencia el trabajo conjunto del país, se enmarca en el modelo compartido “Costa Rica trabaja y se cuida“, que ha permitido la reapertura gradual y controlada de la economía.

La ministra de Economía Victoria Hernández, indicó que el Gobierno sigue con el compromiso de generar acciones de apoyo para contrarrestar los efectos negativos de la pandemia en nuestras familias, movilizando así la economía e impactando directamente en la generación de empleo el cual ha venido en recuperación y de julio a la fecha hemos logrado generar más de 261 mil trabajos.

Las autoridades hicieron un llamado a no bajar la guardia, a no olvidar el año vivido, pero guardar la esperanza de que Costa Rica saldrá adelante de esta pandemia.

En el acto estuvieron presentes, también, la primera dama de la República, Claudia Dobles; los ministros de Seguridad Pública, Michael Soto; Desarrollo Humano e Inclusión Social, Juan Luis Bermúdez; Comunicación, Agustín Castro; viceministro de Salud, Pedro González; gerente médico de la CCSS, Mario Ruiz; el director del CENARE, Roberto Aguilar; el Jefe del CEACO, Marco Vinicio Vargas Salas, el director operativo de Bomberos, Luis Fernando Salas; gerente general de la Cruz Roja, Álvaro Montero; y representantes de la Sala de Situación así como autoridades que han participado en el proceso de la atención de la pandemia.