Sarapiquí.- “Quiero agradecer a todo el personal de esta clínica, a Cruz Roja, bomberos, y tantas personas que ayudaron a salvar activos millonarios; aunque se perdió alguna maquinaria, se logró evacuar equipos importantes para la atención de la población”, dijo el Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, quien además explicó que esta pérdida podrá ser sustituida gracias al fondo de emergencia.

Con esas palabras el mandatario dio fe de que pese a las afectaciones sufridas por las fuertes lluvias de la semana pasada, la Clínica de Puerto Viejo, en Sarapiquí, podrá abrir sus puertas en los próximos días y retomar labores.

“A pesar que el agua se elevó más de metro y medio, hoy ya está casi lista para entrar en operación y eso quiero agradecerlo, y porque además el proceso de vacunación contra el COVID-19 no se ha suspendido y eso es vital para la protección de todas y todos”, agregó Alvarado.

El mandatario, quien desde el lunes ha realizado varios recorridos por la provincia de Limón para conocer de primera mano las necesidades de las comunidades, se encuentra en el cantón de Sarapiquí en compañía de la vicepresidenta de la República y coordinadora de la Zona Norte, Epsy Campbell; el ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social, Juan Luis Bermúdez, el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexander Solís; además del alcalde de Sarapiquí, Pedro Rojas; la vicealcaldesa, Vanessa Rodríguez; y el regidor, Freddy Corrales.

“Hace 16 años fue la última vez que se inundó toda la clínica, pero el nivel de afectación de esta vez solo la supera una llena ocurrida en 1970, hace 51 años”, recodó el director Óscar Montero, quien detalló que esta área de salud atiende a 52 mil personas.

Montero explicó que con la inundación perdieron 1% de medicamentos, se perdió todo el equipo de laboratorio, química, Rayos X, se afectó en un 100% la sala de parto, operaciones, cirugías menores, y todo el equipo de las salas de esterilización.

En cuanto a los equipos electrónicos como computadoras y teléfonos se afectaron en un 40% y equipo médico menor fue de un 20%.

En la sede la Guaria, El Roble, La Virgen y La Colonia se han colocado servicios de emergencia 24 horas. Además, el próximo martes se abrirá un ebais en Zapote y en Marías; “el galeno confía en que en unos 10 días ya esté funcionando normalmente la Clínica de Puerto Viejo.

“Hemos contado con el apoyo del sector privado y las asociaciones de desarrollo, quienes nos han prestado espacios para continuar la campaña de vacunación contra el COVID-19 y la de influenza”, confirmó Montero.

Puente de Horquetas

Previamente, los jerarcas inspeccionaron el puente de Horquetas sobre el río Puerto Viejo, el cual se vio afectado por la socavación de las bases.

Solís explicó que este puente ha sido afectado por otras emergencias, por lo que con estas lluvias se agravaron las afectaciones. “La CNE ya tiene adelantado los estudios básicos sobre este puente y se está incluyendo como primer impacto trabajos para reforzar las bases de este paso. Es necesario, además, que la municipalidad incluya este paso en los impactos para que ingrese dentro del plan de emergencias la construcción de un nuevo puente”.

El jefe de la Unidad Gestión de Procesos de Reconstrucción de la CNE, Orlando Marín Fallas, detalló que se hará preventivamente una protección con piedra grande para evitar que se siga socavando las bases del puente. Se estima que para la siguiente semana haya maquinaria de dragado iniciando con las labores.

Arelis Cordero, vecina de Horquetas dijo que nunca antes había visto una inundación como la de la semana pasada y que producto de ello se le dañaron sillones, camas y electrodomésticos.

“La comunidad nos ha expresado que tanto este puente como el de San Rafael, el cual se encuentra muy cerca de acá, también tiene daños considerables; ambos considerados de gran importancia para el desarrollo agrícola, de la ganadería, el turismo y para la conexión con otras localidades, por lo que, en las próximas semanas, la CNE está valorando este segundo puente”, concluyó el presidente Alvarado.