Cartago (NAICR).- Este martes el presidente de la República, Carlos Alvarado, fue testigo de los primeros trabajos de las obras para la construcción de modernos pasos elevados en Taras y La Lima.

Para ello, se comenzó con la intervención de los 2.8 km de la carretera que separan al cruce de Taras con el de La Lima, sobre la ruta Interamericana Sur.

La intervención vial que dio inicio frente a Gas Tomza permitirá mejorar la ruta, construir accesos y salidas hacia y desde las marginales, giros seguros, así como bahías de autobús, aceras amplias y ciclovías, entre otras mejoras.

Junto al mandatario, también estuvieron presentes el viceministro de infraestructura, Tomás Figuerroa; el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Costa Rica, Jose Ramón Gómez; el jefe de operaciones del BID, Javier Urra; y el representante de la empresa H Solís, Roberto Acosta.

“Bajo el liderazgo del ministro Méndez Mata, el Gobierno asumió desde el 2018 el compromiso con la población cartaginesa de llevar adelante este proyecto que es prioritario para la provincia y para agilizar el tránsito de los 40.000 vehículos que circulan diariamente. Hoy su construcción es tangible a pesar del escenario pandémico que sufrimos”, manifestó entusiasmado el presidente Alvarado.

“Esta es la Costa Rica que trabaja y se cuida, la que demuestra tener resiliencia y que avanza hacia un país con más desarrollo y progreso para sus habitantes”, exclamó.

Este proyecto implica una inversión de $57.973.229, el equivalente a unos ₡35.000 millones. financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

 

“Hoy arrancamos con los primeros trabajos de esta tan esperada obra, proyectos que al igual que los tres niveles en Circunvalación Norte, hasta hace unos pocos años eran impensables en el país. Esperamos que en poco más de dos años podamos disfrutar de un paso fluido por estos dos sectores de la vieja metrópoli”, señaló Figueroa, viceministro de Infraestructura del MOPT.

En tanto, José Ramón Gómez, representante del BID en Costa Rica, afirmó que “estamos muy complacidos de ser socios del desarrollo económico y social del país y esto se refleja en el apoyo que hemos venido brindando al Gobierno en su agenda de infraestructura estratégica, clave para la reactivación económica y el mejoramiento de la calidad de vida de las personas”.

Detalles de la obra

Taras. Dispondrá de 3 carriles por sentido, con anchos de 3.3 metros y espaldones de 1.2 metros y aceras amplias de 2 metros. Tendrá un paso secundario con rotonda a nivel hacia el sector de San Nicolás de Cartago.

La Lima. Cuatro carriles elevados, dos por sentido para salir o entrar de la ruta 2 hacia la ruta 10 que pasa por el centro de Cartago. Además, dos carriles elevados, uno por sentido, para mantener el desplazamiento continuo sobre la Interamericana Sur o ruta 2, entre La Lima y El Guarco.

Tendrá movimientos con carriles elevados y con rotondas para dar continuidad a la ruta 2, muy utilizada por quienes se dirigen hacia el sur del país. También se busca privilegiar los desplazamientos desde la Interamericana Sur a Cartago y viceversa por la ruta nacional 10.

Tramo entre La Lima y el de Taras. Los trabajos en este trayecto de 2,8 km, buscan hacerlo más funcional y en concordancia con la infraestructura que se construirá en los extremos.

Contempla intervenciones en los 6 carriles existentes, mejoras en la superficie de ruedo y su base, así como trabajos importantes en los accesos a las calles marginales e inversión en aceras, con anchos de 2 metros, y en bahías de autobús y ciclovías donde es posible.

Se tendrán ciclovías compartidas con aceras con anchos de 3,2 metros, pensando en las características comerciales, industriales y habitaciones que se conjugan en este tramo.