San José, 15 julio 2020.- La Defensoría de los Habitantes se manifestó mediante un comunicado de prensa rechazando los actos de violencia que se han presentado en los últimos días frente a las instalaciones del albergue indígena ubicado en Carmen Lyra de Turrialba.

Este albergue tiene más de veinte años de funcionar en ese barrio, y permite resguardar a las personas indígenas cuando deben salir de sus hogares para recibir atención médica en el hospital. En el lugar fue albergada la madre de una niña indígena que se encuentra hospitalizada por ser un caso positivo de Covid-19, así como otro indígena aislado de forma preventiva; situación que generó preocupación en los vecinos.

Según comunicó en el comunicado, desde que conoció la situación, la Defensoría se ha mantenido en comunicación constante con líderes comunales y autoridades de la zona, haciendo un llamado a enfrentar esta crisis sanitaria con respeto y solidaridad. Este miércoles la Defensora de los Habitantes, Catalina Crespo, se traslada a la zona para escuchar las voces de las y los habitantes.

Para la Defensoría es inevitable que la población sienta  miedo e incertidumbre en las circunstancias actuales; pero esto no puede justificar actos de violencia y discriminación contra  personas sospechosas o portadoras de covid-19.

Considera la Defensoría que es indispensable que la población confíe en las decisiones que toman las autoridades de Salud, quienes están llamadas a permanecer en la primera línea de acción para proteger la vida de las y los habitantes del país.

“Hoy Costa Rica enfrenta un enorme desafío, estamos luchando como país por contener y mitigar los efectos de un nuevo virus que amenaza a la humanidad. Y es precisamente la humanidad, la que unida puede ganar esta batalla. Somos un país de paz, erradiquemos cualquier acto de violencia y discriminación; que prevalezca  hoy más que nunca el respeto, la esperanza y la paz”, manifestó la Defensora de los Habitantes, Catalina Crespo.

Por Redaccion

Deja un comentario