Degradación de categoría en seguridad aérea afecta al país por parte de EE.UU «ES INSEGURO LAS TORRES DE CONTROL«

La Administración Federal de Aviación (FAA) del Departamento de Transporte de los Estados Unidos confirmó este lunes haber degradado la calificación de Costa Rica en materia de seguridad aérea, pasando de categoría 1 a 2, pues el país ya no cumple con las normas de seguridad establecidas por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), aunque no especificó cuáles.

Mediante un comunicado de prensa, el gobierno estadounidense señaló que el país sufrió esa rebaja en su calificación atribuible a dos causas: Costa Rica carece de las leyes o regulaciones necesarias para supervisar a las compañías aéreas de acuerdo con las normas internacionales mínimas, o su autoridad de aviación civil (la Dirección General de Aviación Civil) es deficiente en una o más áreas, como experiencia técnica, personal capacitado, mantenimiento de registros o procedimientos de inspección.

Costa Rica recibió la calificación de categoría 1 en el año 1996 cuando la FAA determinó que la Dirección General de Aviación Civil cumplía con las normas de la Organización de Aviación Civil Internacional para la supervisión de la seguridad de la aviación.

Una clasificación de categoría 1 significa que la autoridad de aviación civil del país evaluado cumple con las normas internacionales de la OACI y que las compañías aéreas del país evaluado pueden establecer servicios a los Estados Unidos, y llevar el código de las compañías estadounidenses.

Para mantener esa calificación perfecta el país debe cumplir con las normas de seguridad de la OACI, una agencia técnica de las Naciones Unidas para la aviación que establece normas internacionales y prácticas recomendadas para las operaciones y el mantenimiento de aeronaves.

La entidad estadounidense indicó que el país fue revaluado en el marco del programa IASA en octubre del 2018 y que se reunió con autoridades de la Dirección General de Aviación Civil para analizar los resultados en febrero del 2019.

El Gobierno de Costa Rica no se pronunció de inmediato sobre la degradación en su nota y las consecuencias que esto pueda tener para la nación. En noviembre de 2018 la DGAC reconoció que la auditoría de la FAA había encontrado debilidades que debían subsanarse en un plazo no mayor a 65 días para así mantener la clasificación 1, sin embargo, la degradación evidencia que las autoridades fallaron en esa tarea.

Con la medida adoptada por la FAA, Costa Rica entra en una pequeña lista de países que no cumplen con las normas internacionales de la OACI, la cual hasta ayer estaba integrada solo por Ghana, Curazao, Bangladesh y Tailandia.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: