Desarticulan organización que se dedicaba al tráfico de migrantes

Img01

Marzo 2019.- Una presunta organización dedicada al tráfico de personas fue desarticulada este fin de semana en el norte del país.

La acción estuvo a cargo de la Policía Profesional de Migración (PPM), por medio de la Gestión de Investigaciones, Análisis e Inteligencia, y bajo la dirección funcional de la Fiscalía Adjunta contra la Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes.

Img02

De igual modo se contó con el apoyo de la Fuerza Pública durante las diligencias efectuadas por la PPM.

Dichas diligencias tuvieron lugar el viernes en el cantón de Los Chiles, frontera norte, donde fue allanada una vivienda, tras lo cual fueron detenidos cinco costarricense de apellidos Calvo, Reyes, Zabala, Muñoz y Vargas por el delito de tráfico Ilícito de migrantes.

Img03

Investigaciones iniciaron el año pasado.

En noviembre del 2018, la Gestión de Investigaciones, Análisis e Inteligencia de la PPM inició la investigación que determinó que el sospechoso de apellido Calvo se encargaba de alojar, ocultar y encubrir personas migrantes irregulares.

Calvo también contaba con la participación activa de Reyes, Zavala, Muñoz y Araya, quienes se encargaban de brindar el servicio de transporte de “piratas” desde la frontera hasta el lugar donde se alojaban a los migrantes irregulares, el cual era administrado por Calvo.

La indagación arrojó que los transportistas “piratas” realizaban una coordinación previa, captando a los migrantes en la zona fronteriza, cobrándoles entre cinco mil a diez mil colones a cada persona, para movilizarlos hasta la vivienda de Calvo.

El inmueble allanado, ubicado en Los Chiles, y administrado por Calvo, se encontraba acondicionado con diferentes aposentos para el hospedaje y camuflaje de las personas migrantes irregulares.

Tales personas pagaban entre tres mil y cinco mil colones. Calvo presuntamente lucraba con este delito desde inicios del 2018 y mantenía un contacto directo con los “piratas”, quienes llevaban a los migrantes irregulares directamente al lugar, coordinando previamente con los extranjeros para recogerlos en la zona fronteriza y movilizándolos hasta la vivienda de Calvo, cobrando por ello entre cinco mil a diez mil colones a cada persona por el transporte.

En el momento del allanamiento se ubicaron en la vivienda seis personas extranjeras en condición migratoria irregular, incluyendo menores de edad.

Asimismo se localizó y decomisó evidencia como libretas de control, teléfonos celulares, documentos de identidad extranjeros, entre otros.

Al momento de la detención y allanamiento, al menos tres de los detenidos por ser transportistas informales, fueron seguidos por los oficiales de Migración y detenidos en vía pública, mientras viajaban a muy altas velocidades.

En semanas anteriores, la Policía Profesional de Migración detuvo a un conductor de apellido Alfaro, quien también transportaba a seis migrantes irregulares en Santa Rosa de Pocosol, cantón de San Carlos, los cuales habían sido alojados en la vivienda allanada este viernes.

Alfaro Quesada enfrenta un proceso penal en la Fiscalía de San Carlos.

Presuntos traficantes de personas se exponen a penas de hasta ocho años de cárcel.

Las personas detenidas fueron remitidas a la Fiscalía Adjunta contra la Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes, por lo que se exponen a una pena de cuatro a ocho años de prisión por el transporte a personas, para su ingreso al país o su egreso de él, por lugares habilitados o no habilitados, evadiendo los controles migratorios establecidos (artículos 249 y 249bis de la Ley de Migración 8764).

Migración procederá con el rechazo de las personas en condición migratoria irregular, realizando primeramente la revisión en los sistemas de seguridad nacional e internacional, para verificar la identidad de los migrantes.

Durante este año la Policía Profesional de Migración ha rechazado a 3.398 nicaragüenses, que pretendían ingresar al país en condición irregular.

La Policía Profesional de Migración tiene la facultad por ley de intervenir en sitios en donde se tenga conocimiento de presencia de personas en condición irregular.

Asimismo, vela por el cumplimiento de la ley, la cual también condena a quienes contribuyan al delito de tráfico de migrantes, exponiendo a estas personas no sólo a arriesgar su vida en situaciones de peligrosidad, sino a continuar en una condición migratoria que no se apega a las leyes costarricenses.

“Es por ello, cada acción desde este cuerpo policial se dirige a velar por la seguridad nacional, en total orden y respeto de las personas migrantes, en apego a las facultades de control migratorio y aprehensión cuando se requiera corroborar su condición en el país”, manifestó Stephen Madden, subdirector de la Policía Profesional de Migración.

Las acciones se extendieron hasta la mañana de este sábado con la detención de otro traficante apellido Vargas, quien transportaba a tres migrantes irregulares entre la zona de El Cevichito y Los Chiles centro.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: