[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Siquirres, 08 agosto 2019.- Los frecuentes patrullajes que realiza el Servicio Nacional de Guardacostas, a fin de proteger las diversas especies de tortugas marinas, permitieron capturar la mañana del miércoles a un sospechoso de destazar una tortuga verde.

El cumplimiento estuvo a cargo de oficiales de la Estación de Guardacostas de Pacuare, cantón, de Siquirres, durante un patrullaje por la parte norte de la desembocadura del río Pacuare, cerca del llamado mojón 57.

En ese sitio localizaron a un sujeto de apellido Jarquín, junto a 40 kilos de carne y 140 huevos maduros de tortuga, además muchos otros huevos aún inmaduros.

El sujeto, aunque intentó huir, rápidamente fue aprehendido por los guardacostas y luego fue puesto a la orden de la Fiscalía de Siquirres, donde podría ser procesado por la presunta infracción a la Ley de Conservación de Vida Silvestre y la Ley de Protección, Conservación y Recuperación de las Poblaciones de Tortugas Marinas, entre otras normativas.

Según lo que pudo recabar el Guardacostas, la tortuga había llegado a desovar, pero fue cazada a unos 20 metros de la línea de bajamar, donde la destazaron en medio de la vegetación, la cual facilitaba que quienes estaban realizando esta criminal actividad no pudieran ser vistos desde la playa.

Cuando los guardacostas llegaron, Jarquín se encontraba a unos 150 metros de donde el reptil acababa de ser destazado y estaba tratando de escapar por la playa, junto con la carne y los huevos que había extraído de la tortuga.

Los huevos que estaban maduros fueron entregados a la organización ambientalista LAST (Latin American Sea Turtles) a fin de que sean reubicados en un vivero y puedan convertirse en nuevas tortuguitas.

Cabe indicar que la temporada de arribo y desove de la tortuga verde, en las playas del Caribe norte, se extiende de junio a octubre, por lo que el Guardacostas intensifica los operativos para proteger esta y otras especies de tortugas marinas como la carey y la baula.