Fotografía Cortesía Natascha Morales, asesora PLN

[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Redacción, 03 agosto 2020.- “Costa Rica saldrá adelante y será de la mano de los acuerdos que sigamos construyendo entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo, los cuales nos permitirán trazar el camino hacia la construcción de las acciones necesarias para enfrentar la crisis y enrumbarnos nuevamente por la ruta de la consolidación fiscal, el crecimiento y la reactivación económica”, señaló el titular de Hacienda en su intervención en el Congreso.

Durante la participación de este lunes ante el Plenario Legislativo, el ministro de Hacienda, Elian Villegas, reiteró la compleja situación fiscal que enfrentamos por el impacto económico del COVID-19 y expuso una serie de acciones que lleva adelante el Ejecutivo para recuperar la consolidación fiscal que había emprendido el país.

Si bien la crisis por COVID-19 significó un duro golpe para la economía costarricense y consecuentemente sobre la dinámica de las finanzas públicas, también el Gobierno viene desarrollando iniciativas que permiten proyectar para el próximo año un crecimiento del 10% en los ingresos tributarios con respecto al 2020, equivalente a una carga tributaria del 13,2% del PIB.

La contención del gasto público destaca en esas acciones, cómo se verá claramente reflejado en el proyecto de presupuesto ordinario del 2021: “El presupuesto del próximo año incluirá una rebaja importante del gasto. Esto reducirá las necesidades de financiamiento, lo cual, junto con el financiamiento externo, contribuirá a disminuir las tasas de interés que pagan tanto el Gobierno como muchos costarricenses por sus créditos”, dijo Villegas.

Otro de los compromisos de Hacienda para contener gasto es asegurar el estricto cumplimiento de la regla fiscal. Según el primer informe trimestral sobre el comportamiento del gasto corriente de las instituciones incluidas dentro del Presupuesto Nacional y en el Sector Público No Financiero (SPNF), cuatro de cada cinco de estas entidades cumplieron con la normativa, pero hay un 19% que aún no lo hace, las cuales deberán respetar esas reglas.

A esto, se suma el manejo responsable de la deuda y la atención en tiempo de los compromisos de Gobierno, lo que se evidencia en el apoyo de los organismos financieros internacionales y aumenta la confianza de los inversionistas en las opciones que les ofrece Hacienda.

Un ejemplo reciente de la atención responsable de la deuda es el pago por $262.493.750,00 (principal e intereses) realizado el martes pasado, por el vencimiento de un eurobono adquirido en el 2000, con lo que el país saldó el mayor compromiso del año en este campo.

“El financiamiento para Costa Rica por parte de organismos internacionales, evidencia su confianza en la política macroeconómica y fiscal del país. Nuestro mercado local sigue siendo robusto, los resultados de las subastas programadas dentro de nuestro portafolio de colocaciones, reflejan el acceso adecuado al financiamiento y la confianza de los inversionistas locales en nuestra gestión de la deuda”, destacó el Ministro.

En el área de ingresos, esta cartera seguirá impulsando el proyecto Hacienda Digital, que vendrá a modernizar y digitalizar los sistemas y procesos para mejorar sus servicios, controles y calidad de información en sus sistemas financieros y presupuestario.

De igual manera, continuará protegiendo el interés fiscal por medio de la lucha anti contrabando, la que al cierre de julio permitió decomisar 33,5 millones de unidades de mercancías, total que supera en 10 millones de unidades la cantidad incautada en igual periodo del año pasado.

A ello se suman las acciones de control tributario, para lo que está potenciando la información que proveen la facturación electrónica y los trámites virtuales; mejoras en el control y facilitación del comercio internacional para aumentar la recaudación y cambios en la normativa tributaria.

Durante su intervención, el Ministro también aseguró que su cartera mantiene la mejor disposición para escuchar aquellas iniciativas que contribuyan a mejor la situación fiscal del país y que para avanzar en las soluciones se deben seguir construyendo acuerdos.

Asimismo, hizo una exhortación para que todo proyecto de ley que implique la exoneración de impuestos, se acompañe de la fuente de ingresos que permita recuperar lo que el Fisco dejaría de percibir: “Otorgar exoneraciones sin fuentes de financiamiento que cubran el faltante de los ingresos dejados de recibir, no puede ser una opción en ningún momento, mucho menos en el contexto fiscal que enfrentamos”, afirmó.

Villegas fue enfático en indicar que todos estos esfuerzos para mejorar el desempeño de las finanzas públicas, solo serán efectivos con el acompañamiento de la Asamblea Legislativa. Por eso hizo un nuevo llamado a los legisladores y a las legisladoras para avanzar en la tramitación de los proyectos convocados por el Ejecutivo en sesiones extraordinarias, los cuales además de coadyuvar a la atención de la emergencia ocasionada por el COVID-19, generarían confianza de los inversionistas locales en la gestión de deuda.