En lo que va del 2018, 16 de cada 100 conductores sometidos a pruebas de alcohol, dieron positivo

En lo que va del año, 16 de cada 100 conductores sometidos a pruebas de alcohol, dieron positivo


Noviembre 2018.- Entre enero y octubre, 1.778 conductores fueron remitidos al Ministerio Público para enfrentar una causa penal por conducir en estado de ebriedad.

Ellos forman parte del 16% de los conductores que son sometidos a pruebas de espiración de aire por parte de oficiales de Tránsito y dan positivo en algún nivel. Además de estos casos, 282 fueron multados con ¢312.298,73 y acumularon 6 puntos en su licencia de conducir, mientras que 352 registraron alcohol en su cuerpo, pero con niveles tan bajos que no aplicaba una sanción económica.

Estos datos, sirven de base a la Policía de Tránsito para establecer los operativos de alcohol al volante como una de las prioridades durante las labores de control y regulación en Navidad y fin de año, como fue anunciado el viernes anterior por las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

El 2017 registró un 38% menos fallecidos en carretera respecto al 2016, pero el 17% de las pruebas hechas hasta octubre de 2017 dieron positivo, es decir, el presente año muestra una leve reducción en los casos positivos, 16 de cada 100 pruebas realizadas.

“Tenemos menos pruebas positivas este año que en el 2017, pero en este 2018 ya sumamos 19 decesos, uno más que los registrados hasta octubre de 2017. No queremos que esta cifra suba mucho más, de ahí que estaremos intensificando las labores de control en carretera, de día, noche y madrugada”, recalcó el Lic. German Marín Sandí, Director de la Policía de Tránsito.

El funcionario destacó como lamentable que las personas insistan en conducir en estos estados. Si bien el tema ha ido calando en la conciencia de las personas es claro que queda mucho por hacer y más si tomamos en cuenta los casos de conductores que no son “atrapados” por los oficiales de Tránsito, agregó.

“Es un problema social y de salud pública. Cuando alguien conduce en estado de incapacidad, como lo es bajo los efectos del alcohol, la persona no sólo se arriesga él, sino a inocentes que pueden ser víctimas de una consecuencia de ese estado etílico. Más preocupante es saber que muchas veces los familiares y amigos ven a la persona en mal estado y no sólo le ríen la gracia, sino que se suben al vehículo con esa persona y es ahí, en la falta de censura y de acción del círculo íntimo del infractor, donde se va consolidando como normal esta conducta”, Reflexionó Marín.

El análisis del Director de Tránsito sirve de alerta tomando en cuenta esta época del año, cargada de actividades lúdicas en torno a la Navidad, el cese de labores en las empresas y el fin de año.

Multas por no realizar la prueba de alcohol

En que va del año, con corte al 31 de octubre, 70 conductores se negaron a realizar la prueba de espiración de aire, con lo que se acreditaron la misma multa y la misma acumulación de puntos como si hubiesen dado positivo, lo que los obligará a realizar un curso de sensibilización y reeducación vial, para poder renovar la licencia de conducir.

Este curso, impartido por la Dirección General de Educación Vial, es modalidad presencial, asistiendo a clases cuatro días, en las mañanas o en las tardes, de lunes a jueves, y el viernes deberán realizar la prueba, que tendrán que ganar con, al menos, un 80.

En los casos de conductores novatos, que tengan su licencia por primera vez, la acumulación de estos puntos les suspende la licencia de inmediato por un año, lo que les impide conducir legalmente por ese tiempo.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: