[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Redacción, 20 julio 2020.- El 20 de julio inician las obras de construcción para edificar lo que será la nueva escuela Ramón Bedoya, ubicada en San Antonio de Puriscal.

La obra se desarrollará en el terreno donde hoy se ubica la estructura actual, por lo que empezarán con la demolición del inmueble. La construcción tendrá una inversión cercana a los 809 millones de colones y contará con nueve aulas, baterías de servicios sanitarios, biblioteca, comedor estudiantil, plaza cívica, aulas para educación preescolar, así como obras exteriores y de mantenimiento.

El centro educativo está conformado por 347 niñas y niños; así como 37 docentes y administrativos. La institución ofrece el servicio educativo desde el 26 de febrero de 1886 y desde hace 66 años funciona en el edificio actual.

Steven González Cortés, Viceministro Administrativo del Ministerio de Educación Pública (MEP), aseveró que este proyecto forma parte del plan de inversión 2020 y es uno de los 25 proyectos en ejecución en la provincia de San José.

González reconoció la labor docente-administrativa de esta comunidad que, en medio de la pandemia, no se ha detenido. El director del centro educativo, Rafael Alvarado, y su Junta de Educación, han continuado con los procesos administrativos hasta llegar a este momento.

Para Alvarado, director del centro educativo desde el 2018, la comunidad está muy emociona con esta noticia porque es un anhelo desde hace muchos años.

Alvarado añadió que el proyecto requirió ambición, insistencia y constancia debido a que a su llegada al centro de estudio enfrentaba el cierre del expediente del proyecto, por estar respaldado por documentos al filo del vencimiento.

“Nos encontramos muy emocionados y, a pesar de la distancia física con nuestra comunidad educativa, hemos tenido contacto con ellos y sus padres. Puedo asegurar que las familias se sienten acompañadas en estos tiempos y esta es una noticia que genera, en San Antonio, mucho entusiasmo”, dijo Alvarado.

La empresa constructora a cargo de la obra es Constructora Peñaranda S.A y el contrato para la obra es de 240 días.

El centro educativo atiende población en condiciones de vulnerabilidad social y económica del asentamiento social Loma Linda, por lo que la infraestructura es de mucho beneficio para el desarrollo de la zona.