[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

San José, 23 agosto 2019.- Como parte de los avances del proceso constructivo del nuevo puente a tres carriles, sobre el río Virilla, en la ruta 32 -cerca del estadio Ricardo Saprissa- esta noche se chorreará concreto en la pila Sur, desde el puente actual.

Según explicó el Ing. Johnny Gómez, del Consejo Nacional de Vialidad, se colocarán los equipos en el carril con sentido Santo Domingo-Tibás, para inyectar el concreto desde ahí, por lo que solo se dispondrá de un carril de tránsito.

Las labores se realizarán entre las 10 de la noche de este viernes, 23 de agosto, y las 4 am de mañana sábado, por lo que habrá presencia de oficiales de Tránsito para regular el paso en el carril Tibás-Santo Domingo, que se utilizará alternativamente en ambos sentidos. Este horario de trabajo busca reducir en lo posible la afectación a los usuarios.

El próximo martes se volverá a trabajar, en el mismo horario, amanecer miércoles, para continuar con esas labores de chorrea.

Las dos pilas que tendrá este nuevo puente (compuestas por el cimento más las columnas) medirán 50 metros de altura.

Este puente inició su fase constructiva el pasado mes de marzo y deberá estar listo para setiembre del 2020. Este proyecto tiene un avance superior al 20% en la actualidad.

[adinserter block=»10″]

Detalles del proyecto

El nuevo puente de 285 metros de longitud, tendrá 3 carriles de 3,60 metros de ancho, cada uno, con una acera de 1,5 metros, separada de la carretera con barreras de concreto.

En la ejecución de la nueva estructura, ubicada contigua al puente actual, se utilizará la técnica de voladizos sucesivos: se inicia con las pilas, y posteriormente se construyen tramos sucesivos del tablero hacia cada lado, manteniendo el equilibrio en la estructura. Esta técnica permite construir puentes de larga distancia entre apoyos, tomando en cuenta que el puente cubre casi 300 metros de longitud.

Esta estructura se sumará al puente existente de dos carriles, de tal manera que existan dos carriles de tránsito hacia Santo Domingo y tres hacia Tibás.

Este proyecto, financiado por el Banco Centroamericano de Integración Económica, tiene un costo de $22.36 millones, equivalente a unos ₡13.700 millones.

Su ejecución está a cargo de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) y la construcción la realiza el Consorcio Virilla 32, compuesto por la empresa nacional MECO y la española Puentes y Calzadas.