Evite ser víctima de fraude electrónico durante el Black Friday y el Cyber Monday

Viernes negro descuentos en comercios promociones


Noviembre 2018.- El Black Friday y el Cyber Monday, días en donde comercios de todo el mundo colocan sus productos a precios muy bajos, están a la vuelta de la esquina y millones de consumidores de todos los países se preparan para aprovechar estas promociones y descuentos. Costa Rica no es la excepción y en nuestro país, solo con tener una computadora o un dispositivo móvil con conexión a Internet y desde la comodidad de su hogar se pueden aprovechar todas las ofertas que desee estos días.

Sin embargo, realizar compras y transacciones comerciales on-line puede convertirse también en un martirio para los consumidores, ya que los ciberdelincuentes de todo el mundo aprovechan estas fechas para realizar estafas electrónicas y robar los datos de las tarjetas de crédito o débito de los compradores sin que estos se den cuenta hasta mucho tiempo después, perdiendo todo su dinero.

De acuerdo con Johnny Robles, Chief Technology Officer (CTO) de la fintech nacional IMPESA, en la actualidad, muchos de los comportamientos de compra están migrando de las tiendas retail a las tiendas electrónicas e inclusive hay transacciones que se realizan de forma automática y tener seguridad en ese medio es sumamente importante, ya que si no se cuenta con elementos que reduzcan ese riesgo electrónico sería muy similar a que una persona vaya a comprar a un supermercado y cuando salga del local esté rodeado de delincuentes. “Es casi seguro que le robarán“, afirmó Robles.

Pero, ¿sabemos comprar seguros por la red? Para el experto de IMPESA, para poder hacerlo, a la hora de realizar cualquier compra por Internet, es muy importante aplicar y seguir varios mecanismos de seguridad para que en caso de que si llega a suceder algo durante la compra on-line podamos minimizar el impacto negativo.

“Utilizar herramientas como Monibyte, una plataforma desarrollada por IMPESA que permite que los usuarios de tarjetas tengan el control total sobre sus límites de uso y compra, permitiéndoles decidir cuándo, cuánto, en qué moneda, qué días de la semana, en qué comercios, con qué frecuencia y en qué zonas geográficas se pueden realizar compras; utilizar seguros para tarjetas e implementar otros controles con las entidades financieras; y realizar una revisión constante de los estados de cuenta; toman cada vez más relevancia para evitar sufrir una estafa electrónica“, señaló Robles.

Agregó que una plataforma como Monibyte también le da la facilidad a las personas que cuando realizan compras por Internet, estas puedan configurar su cuenta en el sistema para tener mayores controles de cómo se utiliza su tarjeta. Por ejemplo, Monibyte permite establecer un monto máximo para compras por Internet, así como la cantidad de compras que se realicen; es decir que el sistema puede ser configurado para que con la tarjeta se pueda realizar solamente una compra on-line por mes y que no supere los US$100. Si se intenta pasar la tarjeta dos veces la compra se denegará, así como si se intenta adquirir productos con un costo superior al límite establecido por el dueño de la tarjeta dentro de la plataforma, y le enviará al propietario de la tarjeta un mensaje de texto.

Para el experto de IMPESA, uno de los principales riesgos que puede sufrir una persona que realiza compras por Internet es el clonado de la tarjeta de crédito, el cual consiste en la captura de los números de la tarjeta por parte de un ciberdelincuente cuando se coloca en una página web o en una aplicación. Solamente teniendo acceso a estos números, el estafador puede utilizar la tarjeta de otra persona para realizar compras o pagos.

“Es sumamente importante cuidar el número de la tarjeta de crédito y ponerlo solamente en sitios que sean completamente seguros y confiables. Hay sitios que tienen una trayectoria comprobada. Una página que es de dudosa procedencia o que no la conozco muy bien, no hay una marca fuerte detrás o no hay un conocimiento generalizado entre los consumidores de que es un sitio real, no es recomendable escribir allí el número de la tarjeta. Hay que ser muy conscientes y precavidos en donde escribimos este número, así como los códigos de seguridad de la tarjeta“, indicó Robles.

Otras recomendaciones por parte del experto son que cuando se realice una compra por Internet se utilice una tarjeta que tenga un saldo bajo y con un número de tarjeta que no es en la que tengo la mayoría de los fondos (puede ser una tarjeta adicional), asegurarse de que la tarjeta que se utiliza para las compras on-line tenga un seguro, y establecer a esta tarjeta un límite bajo que se pueda utilizar para las compras por Internet para que si algo sucede con ella, lo que se pierda sea un monto bajo.

Además de esto, Robles explicó que para reconocer cuál página web es segura y cuál no,se pueden observar los siguientes aspectos: que el sitio web tenga un certificado digital (esto se comprueba mirando en la dirección web si el sitio, después de las letras http, tiene una “s“, por ejemplo: https://www.monibyte.com/), que buscadores como Google, Yahoo u otros no estén marcando la página web de compra que utilizará como de alto riesgo, y que el sitio web tenga muchas y diversas recomendaciones de otros usuarios, entre otros.

“Lo mejor es siempre comprar en páginas que son reconocidas a nivel nacional e internacional. Difícilmente a Amazon o Ebay, por ejemplo, los van a clonar. Tener presente estas recomendaciones puede evitarnos ser víctima de fraude y sufrir una estafa. Con las tarjetas actuales muchas personas se dan cuenta de esto algunas veces hasta que reciben los estados de cuenta, por lo que si aplicamos medidas de seguridad vamos a poder prevenir cualquier situación que ponga en riesgo nuestra tarjeta y nuestro dinero“, concluyó Robles.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: