Fallo de la Sala Constitucional da vía libre para iniciar obras en nuevo puente Virilla entre Tibás y Santo Domingo

Puente del Rio Virilla Ruta 32

Redacción.- Tras ser resuelto sin lugar en la Sala Constitucional un recurso presentado por un grupo de personas que permanecían viviendo debajo del puente Virilla, por el estadio Ricardo Saprissa, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes enfocará todos sus esfuerzos en dar la orden de inicio lo antes posible a la construcción del nuevo puente de tres carriles, sobre el afluente que sirve de límite natural entre Tibás y Santo Domingo.

El proyecto ejecutado por CONAVI-MOPT-UNOPS, sobre la ruta 32, carretera Braulio Carrillo, tiene un costo de $22.369.087, el equivalente a unos ¢13.200 millones según el tipo de cambio actual y busca aumentar de dos a cinco carriles la capacidad de paso simultánea de vehículos por la zona, al construir, como se indicó, una nueva estructura de 3 carriles.

Por esta zona pasan a diario, en promedio, 34.000 automotores y el objetivo es construir el nuevo paso al lado Oeste del actual puente, explicó el ingeniero Carlos Jiménez, encargado de la Unidad Ejecutora del BCIE, de tal manera que los tres carriles queden en servicio con sentido hacia la capital y los dos carriles del puente actual queden en dirección hacia Santo Domingo de Heredia.

“Es un proyecto que hemos esperado por mucho tiempo, más las personas que en horas pico tienen problemas para desplazarse por la zona y que viven en San Isidro, San Miguel, incluso en San Rafael de Heredia y muchos otros trabajadores que viajan a diario desde Guápiles a la capital. Serán pocas semanas lo que deberemos esperar para que inicien las obras”, resaltó Jiménez.

Puente de 286 metros

El consorcio Virilla 32, conformado por las empresas MECO y Puentes y Calzadas será el encargado de construir el puente de tres carriles sobre el río Virilla. El consorcio tendrá un plazo de 18 meses para realizar las obras, a partir de la orden de inicio.

El nuevo puente tendrá una longitud de 286 metros, incluye 3 carriles de 3,60 m cada uno, acera de 1,50 m, además de un metro para elementos de seguridad, como barreras. La separación entre el puente existente y el puente nuevo a construir será de 5,50 m.

La intervención no sólo implicará la construcción del nuevo puente, sino que abarcará 856 metros lineales de carretera, sumando el puente nuevo. Estas intervenciones serán en las aproximaciones al puente, con mejores y adaptaciones lógicas para ingresar y salir del nuevo puente. A cada lado, en consecuencia, se intervendrán 285 metros de carretera.

Para soportar el puente, se construirán dos pilas de 50 metros de altura, se reforzarán los taludes y se deberán hacer una serie de trabajos previos, para generar accesos al lecho del río desde la carretera y poder trabajar en el sitio.

Una vez finalizado el puente, se podrá transitar sobre él a velocidades de hasta 80 km/h, según lo planificado.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: