[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Moín, Limón, 04 agosto 2019.- La rápida intervención de oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas, de la Estación de Moín en Limón, evitó que ocho personas parecieran, luego de sufrir un naufragio.

El incidente tuvo lugar poco antes de las 6 de tarde del sábado, cuando vía sistema 9-1-1, fue reportada una embarcación a la deriva con ocho personas.

La embarcación, tipo panga, estaba tratando de entrar a la Bocana de Matina, a unas 10 millas al norte de Moín, cuando el fuerte oleaje hizo que seis personas cayeran al agua.

Según la alerta, dos de los tripulantes, un adulto y un menor de 11 años, aún estaban a bordo de la embarcación, pero no sabían cómo operarla.

Los restantes seis habían caído al agua y corrían el riesgo de morir ahogados en cualquier momento,

Rápidamente acudieron al lugar varias embarcaciones del servicio Nacional de Guardacostas, una de ellas, la GC 38-10, rescató al adulto y al menor de edad junto con la embarcación que estaba a la deriva.

Simultáneamente, las demás lanchas del Guardacostas rescataron a las otras seis personas que estaban en el agua, cuatro de ellas sin chalecos salvavidas.

Al final los ocho náufragos y su panga fueron llevados a salvo hasta la Estación de Guardacostas de Moín para que luego se dirigieran al cantón de Matina, de donde son vecinos.

Ninguno ameritó atención médica dado su excelente estado de salud.

Inserción del señor Dave Sánchez González, capitán de la panga.