En Tibás, la Parroquia San Juan Bautista fue cerrada luego de que se confirmara que dos sacerdotes y un diácono estaban contagiados de COVID-19.

Uno de los sacerdotes tuvo que ser trasladado al hospital, mientras el otro padre y el diácono se mantienen sin síntomas, guardando cuarentena, según confirmó la Arquidiócesis de San José. También se informó que el cierre de la parroquia se ordenó desde el miércoles anterior cuando se detectaron los tres casos.

La Parroquia San Juan Bautista realizó misa presencial la semana anterior, sin embargo Granados confirmó que todo se realizó con los protocolos sanitarios del caso.

Por su parte, en la Diócesis de San José aseguran que está iglesia (de Tibás) ha sido modelo en cuanto a la aplicación de protocolos y distanciamiento social con los fieles, por lo que se pide a la comunidad no alarmarse y esperar los anuncios oficiales.

Según la Diócesis de San José, a la fecha han registrado otros dos casos de sacerdotes con Covid-19, uno de ellos se encuentra recuperado y otro activo, sin embargo, prefirieron no revelar los sitios donde se ubican.