Indígenas de Talamanca cuentan con una clínica para tratar Heridas y Úlceras

Ayuda Humanitaria 01
Imagen con fines ilustrativos. ARCHIVO .


Una clínica de Heridas y de Úlceras dirigida a la población indígena de Bribrí, en el cantón de Talamanca, creó el Equipo Básico de Atención Integral en Salud (Ebáis) local, con la finalidad de que esa población no tenga que desplazarse por escabrosos caminos hasta el hospital Tony Facio en la provincia de Limón.

De acuerdo con el doctor Guillermo Cubillo Jiménez, especialista en Medicina Familiar del ebáis Bribri, el proyecto nació con el propósito de ofrecer asistencia y seguimiento de una forma más cercana y oportuna la asistencia y a los pacientes con úlceras venosas, diabéticos con daño en pie, úlceras post infecciosas o post traumáticas, así como heridas post quirúrgicas, entre otras.

Su creación se dio con el objetivo de contrarrestar, a través, de un tratamiento ambulatorio de alta calidad, las infecciones y la estancia hospitalaria de los pacientes, así como favorecer las condiciones fisiológicas para la adecuada cicatrización de las lesiones y lograr así, que el paciente se reintegre a su entorno social y laboral con calidad de vida.

Según el especialista, parte del impacto con esta novedosa oferta de servicios, es que los pacientes, anteriormente, debían asistir hasta el hospital Tony Facio de Limón para ser valorados y recibir su tratamiento para las lesiones, lo cual implicaba gastos y el deterioro del paciente, en virtud del alto índice de ausentismo que generaban las largas distancias que debían recorrer en condiciones adversas y con serias limitaciones socioeconómicas.

En ese sentido, explicó, la clínica fortalece los procedimientos de atención médica para generar una vida saludable y mayor confort con menos dolor, que muchas veces son provocados por curaciones agresivas, de esta manera, se utilizan materiales con tecnología específica y personal capacitado para el diagnóstico, manejo y tratamiento de cualquier tipo de lesión a pacientes, adecuados a las necesidades individuales, lo que ha permitido registrar un porcentaje del 50% en la aceleración de la curación de las lesiones.

Para el doctor Cubillo, esta apertura no solo ha venido a fortalecer la capacidad resolutiva en el primer nivel de atención, sino que ha generado un profundo sentimiento de satisfacción por el nivel de beneficio que ha generado en la calidad de vida de las poblaciones más vulnerables, como el caso de un paciente con antecedentes clínicos de síndrome de inmovilización por obesidad mórbida, de Bocuare, un sector montañoso de Valle La Estrella ubicado a muchos kilómetros de distancia del ebáis de Bribri, quien, luego de tres años de múltiples intentos y procedimientos por resolver un padecimiento ulceroso en el hospital Tony Facio, fue posible tratar y cerrar su herida con éxito en solo 6 meses, tras ser referido a esta clínica.

Manifestó que la dinámica de atención contribuye, también, a educar al paciente y a sus familiares en aspectos médicos y los ayuda a comprender de una mejor forma, el manejo de su padecimiento y las complicaciones que podrían generarse.

Según el funcionario, en la actualidad, la clínica atiende un promedio 138 procedimientos mensuales, donde al menos diez de ellos, requieren servicio de ambulancia para el traslado desde su domicilio.

El doctor Cubillo manifestó que las heridas crónicas cutáneas causan un gran impacto en el individuo, en la sociedad y en el sistema de salud, principalmente, en el área de salud de Talamanca.

Explicó que tras la reconocida variabilidad cultural y étnica que se encuentra en la zona, se atiende población indígena Bribri y Cabécar, además del indígena Nögbe , población afro descendiente provenientes de distintas localidades, entre ellas: Matina, Valle La Estrella, Bocuare, Sepecue, China Kicha, Coroma, Katsi, Amubri, Sixaola, Cahuita, Home Creek, así como extranjeros de distintas nacionalidades, quienes asisten de forma semanal o bisemanal, para la curación de sus lesiones.

De la misma manera, la versatilidad en el abordaje y su repercusión en el consumo de recursos, originaron el proyecto con el objetivo de evitar las discrepancias en el tratamiento y acortar distancias; de esta manera se optimiza el consumo de productos, se mejoran los registros y se trabaja de forma integral con las especialidades de Ortopedia, Medicina Familiar y Vascular Periférico, para brindar una mejor calidad de vida a la población más vulnerable que aqueja este tipo de patologías.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: