Redacción.- Este 01 de junio inicia el periodo de veda anual, establecido para el golfo de Nicoya, con el objetivo de resguardar los procesos de reproducción y reclutamiento de las principales especies de interés comercial. La veda se extenderá hasta el 31 de agosto de 2021.

Así lo establece el acuerdo de la Junta Directiva del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca), AJDIP/090-2021, el cual ordena veda para la pesca, en el área comprendida por una línea recta imaginaria que va desde Punta Torres, conocida como Peñón, hasta el Faro de la Isla Negritos, por afuera; y desde ahí, hasta la parte Este de Punta Cuchillos, en la Península de Nicoya, y de esa línea aguas adentro, hasta la desembocadura del río Tempisque.

Las comunidades que deberán cumplir con la veda pertenecen a la provincia de Puntarenas y Guanacaste, entre las que cabe mencionar Chomes, Costa de Pájaros, Manzanillo, Isla Chira e Isla Venado, Puerto Pochote, Níspero, entre otras. En total, cerca de 1400 personas entre permisionarios con licencia de pesca y ayudantes de pesca en pequeña escala se someterán a la restricción, que se declara cada año desde 1985.

Mapa Veda 2021

Al igual que en el 2020 los miembros de la Junta Directiva del INCOPESCA consideraron las consecuencias económicas que genera la crisis provocada por la pandemia del COVID-19 en todo el país y especialmente en las comunidades costeras, por lo que aprobaron permitir la pesca para el consumo doméstico durante la veda.

“Quienes opten por realizar esta pesca, deberán cumplir con la normativa establecida por el acuerdo de Junta Directiva AJDIP-511-2017, para lo cual deberán estar registradas ante el INCOPESCA, solo podrán efectuarla mediante el uso de cañas, carretes o cuerdas de mano que pueda utilizar individualmente el pescador, el producto obtenido a través de la pesca domestica no podrá comercializarse, los anzuelos que se utilicen deberán ser tamaño 6 o 7 y tipo J, entre otros”, indicó Daniel Carrasco Sánchez, Presidente Ejecutivo del INCOPESCA.

Subsidio económico para solventar necesidades básicas

Con el fin de que las familias pescadoras que acatan la veda puedan continuar atendiendo sus necesidades básicas, el Instituto Mixto de Ayuda Social, IMAS, les otorgará un subsidio económico complementario temporal, bajo el cumplimiento de ciertos requisitos, entre ellos, que sean acreditadas y referidas por el Incopesca y que estén al día con sus obligaciones ante la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

De conformidad con la información suministrada por el IMAS, las fechas en que se realizarán los depósitos a las familias que califiquen para recibir la ayuda económica son: 17 de junio, 15 de julio y 19 de agosto próximos; según informó el Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y Presidente Ejecutivo del IMAS, Juan Luis Bermúdez Madriz.

El subsidio económico, complementario y temporal de veda, es de ¢145.000 (ciento cuarenta y cinco mil colones) mensuales por cada persona pescadora. “Si bien no es un sustituto de su salario, si les permitirá atender las necesidades básicas de su grupo familiar” indicó el Ministro Bermúdez.

Novedades de la veda 2021

Tomando en cuenta los picos de maduración de las especies de sardina Opisthonema medirastre, Opisthonema bulleri y O. Libertate, se permitirá a las embarcaciones de la flota semiindustrial de sardina, únicamente, faenas de captura de estas especies dos veces a la semana en la zona vedada, con un espacio de tiempo de pesca, de 12 horas máximo para cada embarcación, en la franja diurna.

Asimismo, se aclara que, tanto los cultivos de organismos marinos que se desarrollan en el Golfo de Nicoya, como la extracción de pianguas en zonas autorizadas, no están sujetos a esta veda.

“El período de veda se establece cada año tomando en consideración los datos científicos para la regeneración de los recursos marinos, en aras de asegurar que el Estado pueda proteger la diversidad biológica como parte de su patrimonio natural, así como la protección y recuperación de las especies de interés pesquero, además de orientar la protección y el aprovechamiento racional de los recursos naturales, para garantizar su permanencia y calidad, en beneficio de los habitantes de las comunidades costeras”, manifestó Daniel Carrasco Sánchez, Presidente Ejecutivo del INCOPESCA.

Con el objetivo de fortalecer los procesos de control y vigilancia ya se han iniciado coordinaciones en conjunto con el Servicio Nacional de Guardacostas, Fuerza Pública, el Servicio de Vigilancia Aérea, cuerpos policiales del Ministerio de Seguridad Pública, así como el Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA), para desarrollar de manera conjunta labores de coordinación y capacitación en temas de combate a la pesca ilegal.

Estas acciones están encaminadas hacia una gestión pesquera eficiente que proteja la disponibilidad de recursos para la flota pesquera nacional, alineadas con los objetivos país de desarrollar una pesca responsable y sostenible.