[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Heredia, 17 enero 2020.- Con el objetivo de definir las acciones de atención en el corto, mediano y largo plazo, de las familias afectadas por el incendio en la zona de Guararí, se reunieron este jueves las autoridades del Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (MIVAH), la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y la Municipalidad de Heredia.

Según indicó la Ministra Irene Campos, por situaciones como la que sucedió en Heredia es que se presentó junto a la CNE, en la Asamblea Legislativa, el proyecto de ley 21.764, con el objetivo de flexibilizar requisitos para la obtención del bono, a personas que hayan sido afectadas por desastres, y facilitar el traslado de fondos entre instituciones que puedan ser invertidos en soluciones individuales o proyectos de vivienda.

Debido a que los terrenos afectados por el incendio pertenecen al Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo, los jerarcas definieron como primer paso, consolidar la lista de las familias afectadas, con base en el censo que realizó dicha institución y cotejarlas con las que obtuvo el Comité Municipal de Emergencias (CME) después de la emergencia.

Como parte del trabajo que, previamente, han realizado las instituciones desde la estrategia Puente a la Comunidad, se tiene contemplado el desarrollo de tres proyectos de vivienda en Guararí; uno de ellos, El Fortín, se construirá cerca de donde se presentó el incendio. Los otros dos son: Lumen y El Faro; todos a cargo del INVU, como entidad autorizada del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda.

El monto de inversión en estas obras es de ¢16.420 millones y la cantidad de soluciones es de 529 viviendas en total. El Fortín con 264 viviendas, Lumen con 188 y El Faro con 77 unidades habitacionales. Los tres proyectos, en los cuales se priorizará el arraigo y la antigüedad de las familias en la zona, ya iniciaron su etapa de estudio ambiental.

“El INVU venía trabajando desde hace 3 años en el desarrollo de un bono comunal y tres proyectos de vivienda para hacer renovación urbana integral en Guararí. Nuestro equipo técnico se encuentra trabajando en la evaluación de la condición y la verificación de las personas afectadas, con la lista de beneficiarios preliminar del proyecto de vivienda

El Fortín”, indicó don Tomás Martínez, Presidente Ejecutivo del INVU.

Es importante cotejar las listas del CME, IMAS e INVU, pues eso permitirá verificar si todas las familias afectadas por el incendio, son las mismas que serán beneficiarias del proyecto.

De acuerdo, al Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social, Juan Luis Bermúdez, solo en Guararí, el IMAS invirtió entre 2018 y 2019, más de ¢3.718 millones de colones en beneficio de 7.143 personas. Para esta emergencia, se definió dar a las familias que así lo soliciten, el subsidio de alquiler por al menos tres meses.

Según indicó el Presidente de la CNE, Alexander Solís, en el albergue localizado en el Liceo Los Lagos, solo quedan 97 personas, pues la mayoría se ha reubicado en casa de familiares y amigos, con el apoyo del Comité Municipal de Emergencias y de la CNE.

El Viceministro de Vivienda y Asentamientos Humanos, Patricio Morera indicó que la atención de Guararí se ha dado desde el inicio de esta Administración, a través de la estrategia Puente a la Comunidad, pues se está realizando equipamiento urbano a través de bonos comunales y una serie de proyectos de vivienda.

Además, en los últimos años se han ejecutado el Centro Cívico por la Paz, el Liceo de Guararí, la Delegación Distrital y el EBAIS de dicha comunidad. En seguridad humana, convivencia y educación se han invertido ¢10.400 millones. Mientras que, en San Francisco de Heredia, y con un alcance nacional, se inauguró en diciembre 2019, el INA, con una inversión de ¢8.200 millones.

También, hay proyectos que desarrolló la Municipalidad de Heredia en los últimos tres años en dicha comunidad, relacionados con el equipamiento urbano, seguridad, infraestructura y red vial, que ha representado una inversión superior a los ¢2.376 millones.