San José.- Corporación Intel anunció hoy que invertirá $350 millones de dólares estadounidenses durante los próximos tres años para iniciar las operaciones de ensamble y prueba en Costa Rica. Se prevé que la inversión creará más de 200 nuevos puestos de trabajo en los próximos meses y las instalaciones estarán operando en la segunda mitad del 2021.

«Intel evalúa continuamente sus operaciones en todo el mundo para garantizar que tenemos la capacidad adecuada para satisfacer la demanda global. Iniciaremos las operaciones de ensamble y prueba en Costa Rica con el fin de ampliar nuestra capacidad y seguir satisfaciendo las necesidades de nuestros clientes”, afirmó Ileana Rojas, Gerente General de Intel Costa Rica.

Agregó que la infraestructura existente, la sinergia con las operaciones de prueba que ya existen en el sitio, el talento, el régimen de zona franca y la certeza jurídica le dieron a Intel una opción favorable para ampliar su capacidad de ensamble en Costa Rica.

Las instalaciones estarán en el campus de la empresa en San Antonio de Belén, y se espera que entren en funcionamiento en el segundo semestre de 2021, una vez aprobadas las certificaciones necesarias. Estas operaciones son parte de la organización de Manufactura y Operaciones de Intel. Una vez que se completa el proceso de fabricación de obleas de silicio en las fábricas de Intel, son cortadas y se envían a una instalación de ensamble y prueba. Cada chip se ensambla en un paquete que lo protege y le permite conectarse a otros componentes. Finalmente, se prueba su funcionalidad.

“Esta es una señal muy potente de que en medio de la pandemia Costa Rica se ha fortalecido como un destino confiable para la inversión. Además, demuestra que el país desarrolla relaciones a largo plazo con los inversionistas, pues la nuestra con Intel es una historia de trabajo conjunto por más de 2 décadas. Una inversión de este calibre profundiza la huella Intel y abre oportunidades de empleo muy importantes para personas de diferentes perfiles laborales, que podrán así sumarse a las exportaciones que genera el talento tico a todo el mundo”, manifestó el Presidente de la República, Carlos Alvarado.

Las nuevas personas colaboradoras serán contratas en áreas de ingeniería y también habrá oportunidades para técnicos en disciplinas como: electrónica, electromecánica y afines. Las oportunidades laborales están siendo publicadas en www.intel.com/jobs.

Por su parte, Andrés Valenciano, Ministro de Comercio Exterior, celebró el anuncio de esta nueva expansión, y las oportunidades de trabajo que abre para los costarricenses.

“Como pionera en el campo de la alta tecnología, Intel abrió las puertas para que muchas empresas se establecieran en Costa Rica, atraídas por nuestro más valioso recurso: el talento de nuestra gente. Su historia, marcada por la constante transformación, hoy se traduce en una diversidad de procesos que los posicionan competitivamente en mercados globales, con resiliencia y valor agregado. Este alto rendimiento es particularmente importante en un contexto que ya venía impulsando la Industria 4.0 y que, producto de la pandemia, ha acelerado aún más su paso. Nos enorgullece que líderes de industrias tan estratégicas como a la que pertenecen nos escojan como su hogar. Agradecemos esta nueva muestra de confianza en nuestra capacidad, y les auguramos mucha innovación futura en el descubrimiento de nuevos horizontes para seguir sirviendo, con visión de propósito y sostenibilidad, a sus clientes en el mundo entero”, indicó Valenciano.

Intel en Costa Rica: operaciones de alto valor

Las operaciones de Ensamble y Prueba se suman a las actividades de alto valor que ya se encuentran en Costa Rica.  Intel Costa Rica emplea actualmente a más de 2,200 personas. Sus operaciones se dividen en dos grandes centros:

  1. El Centro de Investigación y Desarrollo (I&D): Actualmente el mayor Centro de I&D en el país, dedicado al diseño, prototipo, prueba y validación de soluciones de circuitos integrados.
  2. El Centro de Servicios Globales: Este centro diseña, ejecuta y mejora procesos de negocio multifuncionales para todo el mundo en Finanzas, Recursos Humanos, Ventas y Mercadeo, Calidad y Tecnologías de la Información.

“Con este proyecto Costa Rica demuestra ser un aliado sólido para todas las estrategias de nearshoring que ayuden a buscar redundancia en la optimización de las cadenas de suministro. Costa Rica ha demostrado poder ofrecer continuidad de negocio y la plataforma robusta de acceso a mercados para alcanzar este objetivo. Esta nueva fase de Intel viene a complementar sus diferentes verticales de negocio las cuales van desde la manufactura inteligente a temas de investigación y desarrollo”, aseguró Jorge Sequeira Picado, Director General de CINDE.

Además de sus operaciones, Intel continúa invirtiendo en la gente y las comunidades locales de Costa Rica.  Durante la última década, los empleados se han ofrecido como voluntarios en más de 190.000 horas y, solo en 2019, Intel donó más de US $268.000.

“Durante el 2020, nuestro enfoque ha sido mitigar los impactos de la COVID-19, comenzando con nuestros empleados y expandiéndonos a la comunidad con donaciones de más de US $120.000 a la Comisión Nacional de Emergencias y la comunidad, más de 23.000 mascarillas a la Caja Costarricense del Seguro Social y más de 1.000 horas de voluntariado basado en competencias desarrollando modelos matemáticos y herramientas de análisis de datos y monitoreo que apoyan la lucha de las instituciones públicas contra la pandemia” concluyó Ileana Rojas.