San José.- Tras la solicitud de la Fiscalía Adjunta de Delitos Económicos, Tributarios, Aduaneros y Propiedad Intelectual, para que siete sospechosos del delito de contrabando agravado permanecieran en prisión preventiva, ayer, el Juzgado Penal de Hacienda y de la Función Pública acogió la medida cautelar por el plazo de seis meses.

La audiencia inició el miércoles y se reanudó ayer; al final de la tarde se conoció la resolución del Juzgado.

A los imputados se les achaca conformar un grupo delictivo que se encargaba de introducir al país licor de contrabando, proveniente de Sixaola, en Panamá. Otras 24 personas detenidas, incluidos 20 policías de la Fuerza Pública, también son investigadas en esta causa penal.