Heredia.- Ante la prueba contundente presentada por la Fiscalía Adjunta de Heredia, Andrey Cubillo Hidalgo y Jhonderth Soto Rodríguez aceptaron ser responsables de cometer un delito de homicidio calificado, en perjuicio de Karolay Serrano Cordero.

Los imputados decidieron someterse a un procedimiento especial abreviado, en el que evitaron ir a juicio, pero, ante la solicitud de este despacho, y con la participación del representante legal de la parte ofendida, ambos fueron condenados de manera inmediata a 24 años de cárcel.

De igual manera, como parte de los acuerdos tomados entre las partes, el Juzgado Penal de la zona también le ordenó a Cubillo traspasar la propiedad de su carro y motocicleta a nombre de la madre de la víctima, además debe cancelarle un monto de ₡5.000.000; todo por concepto de resarcimiento económico.

El caso. Tras la evidencia aportada por este despacho, se comprobó que Cubillo había tenido una relación con la ofendida, sin embargo, en determinado momento, buscó a una persona menor de edad (sentenciada en otro proceso) para que le ayudara a acabar con la vida de Karolay Serrano.

A su vez, la joven contactó a Soto e idearon un plan para asesinar a la ofendida, por lo que, el 12 de agosto del 2019, los imputados trasladaron a la víctima a un mirador, en Barva de Heredia.

La acusación fiscal señaló que, una vez en ese lugar, Soto utilizó un arma de fuego para asesinar a la mujer, luego huyeron. Posteriormente, tras varias diligencias de investigación, el 11 de febrero del 2020, se ubicaron los restos de la víctima en ese sitio.

Mientras la sentencia queda en firme, los imputados continuarán en prisión preventiva. Ahora le corresponde al Tribunal Penal revisar la resolución y aprobarla.