[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Redacción, 14 julio 2020.- La Fiscalía Adjunta de Limón mostró su preocupación por el desarrollo del juicio que se sigue en contra de Dinier Estrada Jiménez, alias Ojos bellos, y cinco imputados más, pues el debate ha sufrido retrasos que provocarían que cuatro de ellos queden en libertad, sin medidas cautelares, a partir del próximo martes 21 de julio.

Se trata de Elías Ventura Estrada, Jeffrey Ugalde Odio, Jeison Estrada Rivera y Ruddy Barrio Estrada, quienes ya cumplieron el período máximo de prisión preventiva. La última prórroga la hizo el viernes pasado el Tribunal de Apelación de Sentencia del II Circuito Judicial de San José, por solicitud de la Fiscalía de Limón, por ocho días.

En la resolución, este órgano instó al Tribunal Penal de Limón a procurar terminar el debate en ese período.

«Parte de las preocupaciones que hemos tenido como Ministerio Público en este juicio es en relación con la medida cautelar, propiamente con la prisión preventiva, y es porque hemos agotado los períodos máximos que prevé la Ley para resolver la situación jurídica de los imputados», explicó el fiscal adjunto de Limón, Manuel Jiménez Steller.

De acuerdo con la Fiscalía de Limón, estaba programado que hoy continuara el juicio, no obstante, se informó que dos de los imputados, los cuales tienen el virus conocido como Covid-19, se negaron a salir de sus celdas. La Fiscalía señaló que el Tribunal avaló que no se presentaran al debate, y además informó acerca de la imposibilidad de continuar la audiencia en la tarde, por tener programado un juicio de un caso que data de este año.

Según la Fiscalía, el único imputado que continuaría en prisión es Dinier Estrada, pues descuenta una condena por otros hechos; otro acusado, el expolicía Iván Vallejos Hernández, enfrenta el proceso sin medidas cautelares, por los delitos de favorecimiento y asociación ilícita. Sin embargo, en el caso de Estrada Rivera, Ventura Estrada, Ugalde Odio, y Barrio Estrada, acusados de cometer cinco delitos de homicidio calificado, seis de tentativa de homicidio calificado, y asociación ilícita, se podría decretar su libertad a partir de la otra semana, si el juicio no concluye.

«El único interés de la Fiscalía es evitar que las madres que han tenido que venir a relatarle al tribunal la forma en que perdieron sus hijos, en un acto tan atroz, en una playa pública de Limón, tengan que repetir esa historia ante otro tribunal. Lo que queremos es terminar este juicio, que todas esas víctimas que han participado del proceso y que han venido activamente a relatarle al tribunal lo que han sufrido, puedan alcanzar justicia», añadió Jiménez.

Esfuerzos. El Ministerio Público ha realizado importantes esfuerzos para que este debate se desarrolle, pese a las nuevas restricciones que la actual pandemia ha obligado a realizar a las autoridades.

“La Fiscalía ha realizado diferentes coordinaciones con el Ministerio de Justicia, Ministerio de Salud y también a lo interno del Poder Judicial: con la Dirección Ejecutiva y el Organismo de Investigación Judicial, a efectos de poder darle continuidad a este juicio y poder finalizar en tiempo y en forma. Estas coordinaciones han previsto todas las indicaciones del Ministro de Salud en el sentido de no exponer a las personas usuarias ni al personal del Poder Judicial a un posible contagio de Covid-19”, manifestó el Fiscal Adjunto.

El 09 de julio anterior, ante consulta de Jiménez Steller al Ministerio de Salud, sobre la continuación del proceso judicial contra la organización criminal, y teniendo en cuenta que dos de los imputados son positivos al virus, el Ministro de esa cartera dispuso la realización del mismo, con el cumplimiento de nueve medidas.

“Se les comunica que se autoriza a que el juicio finalice en las celdas del Poder Judicial de forma virtual cumpliendo con las siguientes medidas: imputados deben llevar mascarilla quirúrgica y remplazo de la misma en caso de ser requerido; lavado de manos de imputados y personal expuesto desde la salida del centro penitenciario y a la llegada a las celdas del poder judicial; organizar la entrada a las celdas del Poder Judicial de tal manera que en ese momento exista una restricción en la movilidad de personas por los pasillos expuestos; personal expuesto utilizar equipo de protección personal con mascarilla N95, anteojos de protección o careta, bata descartable como mínimo; limpieza y desinfección de las celdas una vez que se haya terminado el proceso judicial, en caso de que vayan a permanecer varios días asegurar la limpieza y desinfección diaria; en la medida de lo posible durante la vigilancia en las celdas mantener la distancia 1.8 metros; desinfección de cualquier equipo tecnológico que se utilice para el desarrollo del juicio de forma virtual; desinfección total del transporte utilizado; en caso de que los imputados deban regresar al centro penitenciario aplicar este mismo protocolo de regreso”, expuso el jerarca de salud, Daniel Salas.

De acuerdo con el Fiscal Manuel Jiménez, lo que la Fiscalía busca es que se realice sin interrupciones el juicio y que se dicte sentencia en el menor tiempo posible, para evitar que los cuatro imputados, que cumplen prisión preventiva por carecer de arraigos procesales, queden en libertad, quieran evadir el proceso penal y, por consiguiente, haya que realizar un nuevo debate.

Hechos que se juzgan. La acusación de la Fiscalía se basa en los hechos ocurridos el 02 de octubre del 2016, cuando los
acusados se presentaron a la playa Cieneguita, en Limón, con la finalidad de darle muerte a un miembro de otra organización criminal, disparando con fusiles de asalto AK47, de uso prohibido en el país. De manera indiscriminada, los sospechosos dispararon contra la multitud y le quitaron la vida a cinco personas; seis más resultaron heridas de gravedad.

El juicio para juzgar estos hechos inició el 27 de abril anterior, con los imputados en San José y los abogados defensores, fiscal y Tribunal, en Limón.

La Fiscalía informó que la evidencia mostrada en el debate permitió establecer cómo los imputados enviaron mensajes de texto desde sus celulares, en los que mostraban orgullo de sembrar terror en Limón para ganarse el respeto de otras organizaciones criminales. Además, se logró acreditar, con prueba bancaria, que alias Ojos bellos pagó 750.000 colones en total a los autores materiales por los hechos ocurridos en la playa, incluidas las personas que se les vence la prisión preventiva la próxima semana.

Durante el juicio, la Fiscalía presentó otro tipo de prueba, como análisis de vídeos de cámaras de seguridad realizados por el Organismo de Investigación Judicial, en los que se hace el seguimiento al vehículo en el que viajaban los imputados, desde el sector del cruce de Cieneguita hasta la playa, donde se registran las muertes, y se estableció la ruta de escape de los acusados.