Heredia.- Con la prueba aportada por Fiscalía Adjunta de Heredia, un hombre de apellidos García Romero fue declarado responsable de cometer el delito de abuso sexual, en perjuicio de una persona menor de edad, por lo que fue sentenciado a 12 años de prisión. La pena fue dictada por el Tribunal Penal de la provincia, ayer.

Según la evidencia de este despacho, en el 2015, la mamá de la niña laboraba como empleada doméstica de García, en la localidad de San Francisco, en Heredia. La Fiscalía acreditó que, en ocasiones, la ofendida acompañaba a su madre al trabajo, por lo que el imputado aprovechó para ganarse su confianza.

De acuerdo con la acusación fiscal, el hombre aprovechaba cuando la niña, quien para ese momento tenía entre seis y siete años de edad, estaba en su casa. Durante el juicio quedó demostrado que él se le acercaba a la ofendida y le regalaba un dulce, luego le tomaba la mano y la ponía sobre sus genitales.

Mientras la sentencia queda en firme, el imputado cumplirá seis meses de prisión preventiva.