Grecia.- La Fiscalía de Grecia probó que un hombre de apellidos Rodríguez Blanco es responsable de cometer cuatro delitos de abuso sexual, en perjuicio de una persona menor de edad, por lo que fue sentenciado a 12 años de cárcel. La sentencia fue impuesta por el Tribunal Penal de la zona, ayer.

Los hechos acusados son ocurrieron los primeros meses del 2020, en El Rosario de Naranjo, en Alajuela. La Fiscalía demostró que el imputado mantenía una relación de convivencia con la mamá de la víctima, por lo que aprovechaba su cercanía con la niña.

La prueba aportada por el Ministerio Público fue fundamental para acreditar que Rodríguez esperaba los momentos en los que se encontraba a solas con la ofendida para tocarle sus partes íntimas.

Mientras la sentencia adquiere firmeza, el imputado cumplirá seis meses de prisión preventiva.