[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

San José, 23 junio 2020.- El Ministerio Público (MP) y el Poder Judicial en general no son ajenos a la situación de emergencia por el COVID-19, por lo que todas las oficinas institucionales se apegan una serie de medidas estrictas para procurar la seguridad, tanto de las personas usuarias como del personal judicial, y mitigar la posibilidad de contagio.

Así lo hicieron ver ayer en el programa FrecuenciaMP, el fiscal adjunto de la Fiscalía General, Juan Carlos Cubillo Miranda, y la subdirectora de Gestión Humana del Poder Judicial, Waiman Hin Herrera; como todos los lunes, el espacio del MP se transmitió a las 9:00 a.m., por Radio Columbia, 98.7 FM.

“El servicio de administración de justicia no se puede interrumpir, por eso las puertas del Poder Judicial están abiertas en medio de esta situación de pandemia”, apuntó Hin, quien explicó que, eso sí, se adoptaron protocolos rigurosos, entre los que destacan las siguientes disposiciones:

• Sistemas de lavado de manos al ingreso de los edificios.
• Demarcado de zonas públicas para garantizar distanciamiento.
• Toma de temperatura a usuarios y funcionarios.
• Mamparas en oficinas y mostradores como mecanismo de protección.
• Limpieza constante de áreas de atención al público.
• Entrega de equipo de protección al personal.
• Distribución de implementos de limpieza adecuados en todas las oficinas.

Por otra parte, en los casos de personas usuarias que acudan a algún despacho judicial y presenten síntomas de gripe o resfrío, se dispone de mascarillas de protección que les serán entregadas y deberán utilizar durante su permanencia en el lugar.

Protocolo de actuación. Aunque se registran pocos, en las últimas semanas se confirmaron tres casos positivos por coronavirus en despachos del MP, específicamente en las Fiscalías de Hatillo, de Fraudes y Cibercrimen y de Pavas, ante los cuales se activó el protocolo recomendado por el Ministerio de Salud.

Esto incluye el cierre del despacho cuando exista orden sanitaria, una limpieza profunda, se completan los formularios de contactos de la persona contagiada y se remite a cuarentena al personal que corresponde, además de que se realizan las coordinaciones para mantener el servicio habilitado en otra Fiscalía u oficina.

La subdirectora de Gestión Humana agregó que se da “un trabajo muy cercano de la Dirección de Gestión Humana y los Servicios de Salud para acompañar a las oficinas en la administración de esta situación, que también puede afectar a nivel emocional a las personas, por el temor al contagio; también se evita que exista un comportamiento discriminatorio”.

Servicio continuo. El fiscal Cubillo reconoció que el servicio de la institución es esencial, por lo que, para garantizar su continuidad, se ha procurado adoptar todas las medidas establecidas por el Poder Ejecutivo, al tiempo que llamó a la ciudadanía a recurrir al Ministerio Público siempre que lo necesiten, sabiendo que deberán seguir estas disposiciones.

Por otra parte, pidió al personal que “seamos conscientes de la necesidad de cumplir esas medidas que señala Salud, no solo en nuestro lugar de trabajo, sino en el ámbito personal; si se enteran de que algún contacto que han tenido es positivo, no lleguen a la oficina, coordinen con su jefatura y acudan al centro de salud”.