San José.- Con base en una sólida investigación dirigida por la Fiscalía Adjunta del II Circuito Judicial de San José, el Tribunal de Apelación de Sentencia de la zona rechazó un recurso de apelación de la defensa de un imputado identificado como Augusto Ernesto Artavia Granados, y ratificó su condena a 15 años de prisión por seis delitos de robo agravado. 

La primera sentencia fue dictada por el Tribunal Penal de la zona el 22 de febrero del presente año, al concluir el juicio que se realizó dentro de la causa 19-001323-042-PE. 

En el debate, la representación fiscal acreditó que, en asocio con un hombre de apellidos Padilla Rodríguez quien está a la espera de juicio en una causa aparte, el imputado se dedicó a sustraer baterías de gel que se colocan en los postes de alumbrado público, las cuales funcionan como respaldo para mantener el flujo eléctrico y garantizar el servicio del ICE y de otras empresas en caso de cortes de electricidad. 

Tal como demostró la Fiscalía, Artavia sacó provecho de que contaba con conocimientos que le permitían cometer los hechos ilícitos, para lo cual se hizo pasar por empleado de empresas cableras; incluso, utilizó un vehículo tipo van y colocaba conos de seguridad en vía pública para aparentar que realizaba labores autorizadas. 

Los delitos fueron cometidos en sectores como Moravia, Desamparados, Aserrí, Hatillo 7, Barrio Cuba, Coronado y Curridabat, en el período comprendido entre diciembre del 2018 y enero del 2019. 

La investigación comprobó que, una vez que sustraía las baterías, el acusado las vendía en el mercado negro a un precio promedio de ₡150.000. 

Ahora, mientras la sentencia queda en firme, el imputado permanecerá en prisión preventiva.