[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

San José, 11 agosto 2020.- Desde el Área de Mujer de la Asociación de Desarrollo Integral del Territorio Indígena Talamanca Cabécar (ADITICA), como parte de su principio de agradecimiento por las ayudas que han recibido en tiempos difíciles o necesidades, se planteó la iniciativa de donar a los equipos de fútbol femenino de primera división, más de 500 sacos con productos que ellos cultivan.

En el territorio indígena Talamanca Cabécar basan sus acciones en tres principios culturales: el agradecimiento, la solidaridad y la colectividad. Por esa razón y desde el Área de Mujer de ADITICA, desean ser solidarias con las mujeres futbolistas, que han sido inspiración para muchas niñas indígenas.

“Como no podemos solidarizarnos con todas las familias, queremos simbolizar a todas las mujeres del país a través de las futbolistas, que muchas de ellas pasan dificultades para salir adelante con sus familias, más en tiempos de pandemia. Las muchachas han luchado contra casi todo para abrirse paso en un ambiente y espacio hostil, como lo es el fútbol y esta colectividad es un ejemplo de que juntas podemos superar cualquier barrera que se presente”, explicó Edith Villanueva Reyes, organizadora del Área de Mujer ADITICA.

La alimentación es uno de los factores más críticos durante la pandemia por el Covid-19, por lo que más de 100 familias cabécares serán parte de esta donación de alimentos de sus producciones locales como: yuca, plátano, bananos, aguacates, chiles, frijoles, naranjas y limones, entre otros.
Actualmente se encuentran realizando el proceso de recolección y distribución entre los 500 sacos, que cada uno tiene un peso de 25 kilos de producto, para luego comenzar con la organización del traslado de los alimentos. Esta logística es un trabajo en conjunto con la Asociación de Mujeres “Kabata Konana” (Mujeres Protectoras de la Montaña).

La donación se entregará en la Villa Deportiva Ecológica de Escazú, el 20 y 21 de agosto, conmemorativo al Día de las Madres. Esta entrega será gracias al apoyo del Comité Cantonal de Deportes y Recreación de Escazú.
“Yo soy madre de Yoanka Villanueva, jugadora de Dimas Escazú. Ella hace muchos años vive en Escazú, para seguir su sueño deportivo y estudiar una carrera universitaria. Mi experiencia como madre de una zona indígena, es distinta al no tener a mi hija cerca, más ahora que yo no puedo ir, ni ella venir. Haremos la entrega en estas fechas para decirle a las mamás de las demás futbolistas que no hay barreras cuando se trata del bien de cada una, desde donde estemos. Ellas saben que sus familias, aunque estén lejos creen en ellas y las van a apoyar siempre”, mencionó Edith Villanueva, también secretaria de ADITICA.

El deporte en Talamanca ha tomado mucha fuerza en los últimos años, al recibir más apoyo para los Juegos Deportivos Indígenas y además tener a dos grandes representantes en fútbol femenino como Stephanie Blanco, que juega en el Deportivo La Coruña de España y Yoanka Villanueva, una de las jugadoras destacadas de Dimas Escazú y que busca consolidarse en la primera división femenina del país.