San José.- En el primer mes del año, 2.187 conductores fueron descubiertos por la Policía de Tránsito estacionando su vehículo a su gusto, en el lugar que más les convenía, aunque ello implicará violar la Ley de Tránsito. Todos recibieron una sanción ¢54.805,41.

Según explicó el Director de la Policía de Tránsito, German Marín Sandí, estas personas fueron sancionadas por estacionar en una curva o en una esquina, a menos de 5 metros de un hidrante o de una rampa para personas con discapacidad, en las aceras, frente a cocheras de casas o comercios o, bien, frente a línea de caño pintada de color amarilla o en un sitio con señales de tránsito que prohíben esa conducta, entre otras.

“Iniciamos el año con un comportamiento muy similar a enero del 2020, este año suma apenas 14 boletas más que enero del año anterior, lo que nos hace pensar que si bien, desde el año 2017, cuando se modificó la Ley para poder bajar placas, esta cifra es baja comparativamente para un mes, tomando en cuenta que hemos tenido meses de 3.000, 4.000 o 5.000 boletas, sí hay una persistencia de seguir actuando no solo contra la Ley sino que con absoluta incapacidad de empatía hacia personas que necesitan caminar por las aceras, cruzar una calle con silla de ruedas o simplemente, con todo derecho, poder salir de su casa”, mencionó Marín.

El funcionario indicó que es muy común en el costarricense indicar que se estacionaron mal “solo un momentito”, pero esa figura no existe como excepción en la Ley de Tránsito. Cobra más valor la aclaración con el inicio del curso lectivo, pues es común ver papás estacionando mal con el pretexto que es un momentito mientras el niño baja, cuando no es algo que justifique la infracción.

Si se retiran las placas del vehículo, se debe recordar que el proceso para recuperarlas es engorroso en el Consejo de Seguridad Vial; se debe sacar una cita y pagar todas las multas pendientes, de ahí el llamado a respetar la Ley, como solución ideal para evitar problemas.