No tener marchamo al día, conducir sin haber obtenido una licencia o teniendo la licencia suspendida o estacionar su vehículo en zona prohibida, son algunas de las infracciones a la Ley de Tránsito que generó el decomiso de 5.239 juegos de placas y 935 automotores, el pasado mes de enero.

Según lo dio a conocer el sub director de la Policía de Tránsito, Alberto Barquero Espinoza, enero anterior sumó 6.174, por debajo de las 7.021 de enero de 2020. Empero, sí destacó que representa, a manera de referencia, 199 decomisos al día, que generan inversión de tiempo, sea desatornillando las placas y generando los partes o coordinando y acarreando el traslado de los vehículos a los planteles del MOPT y del Consejo de Seguridad ViaI, lo que impacta la atención de accidentes y la regulación del tránsito.

“El decomiso de un vehículo, o las placas, tiene muchas aristas. Un simple acto de decomiso implica que hay una persona que viola la Ley de Tránsito, que causa incomodidades a otras personas, como no poder salir de su cochera porque hay un carro mal parqueado, implica una fuerte inversión de tiempo, si se decomisa el vehículo. Estamos atendiendo más 8 situaciones por hora que ameritan el decomiso de placas o vehículos y eso refleja la actitud de irrespeto a la Ley de Tránsito”, explicó Barquero, al tiempo que reportó 35.000 multas, en total, confeccionadas el mes pasado. El año pasado se sumaron 28.200 en el primer mes.

El vehículo más decomisado fue la motocicleta, con 797 casos, seguido por el sedán con 133 retenciones y 3 para vehículos de carga. En cuando a placas, el sedán sumó 2.778 decomisos, seguido por las motocicletas con 2.116 y, en tercer puesto, los de carga con 255 casos.

Acarreo y custodia

Los dueños de los 935 vehículos detenidos por diferentes razones no solo tendrán que pagar la multa, sino una serie de costos adicionales por el acarreo del automotor y su cuido.

El monto por acarreo, en sus primeros 6 km, es de ¢7.870,17. Por kilómetro adicional, o su fracción, el valor es de ¢1.311,69.

Asimismo, la custodia tiene un costo de ¢5.066,29. Este valor aplica para cada día natural en que el vehículo se encuentra bajo la vigilancia del Ministerio y o del Consejo.

Para recuperar el vehículo, los propietarios deben realizar los trámites habituales, como pagar las multas involucradas con la detención del automotor, así como cualquier otra que esté pendiente.

Hasta que tengan toda la situación resuelta sobre infracciones, es que deben apersonarse a la Unidad de Impugnación del Consejo más cercana y solicitar la orden de devolución (con cita previa, la cual deben sacar en www.csv.go.cr). En ese momento es cuando se les hace el cálculo del dinero que tiene que cancelar por la grúa y por cada día de custodia, siendo que, en la actualidad, de manera excepcional por la gran cantidad de órdenes que se deben procesar, el corte se hace a la fecha en que se obtiene la cita, lo que en todo caso siempre representa un monto importante. Solo los dueños registrales o con una autorización hecha por un abogado pueden hacer el trámite.

El cálculo de días a pagar se hace con base en el día anterior, es decir, se calcula el monto sumando los días entre el día del decomiso y el día anterior al que se están haciendo los cálculos. La persona, una vez que paga, debe retirar el vehículo de inmediato, caso contrario deberá pagar los días adicionales que deje el automotor en el lugar.