[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

San José, 15 julio 2020.- En el primer semestre del año, 1.869 conductores recibieron una sanción por sobrepasar los límites máximos de velocidad permitidos en carretera. La cifra representa un incremento de sanciones del 8,6% respecto al año pasado, cuando se registraron en los primeros 6 meses del año 1.720 boletas por esta razón.

El exceso de velocidad es la tercera posible causa de muerte en carretera. En el primer semestre del año se estima en 25 las vidas perdidas por esa probable causa, solo por debajo de la invasión de carril (35) y la imprudencia del conductor (36).

Para las autoridades, la restricción vehicular sanitaria ha liberado las carreteras de muchos vehículos, de ahí que quienes circulan se encuentran con carreteras descongestionadas y se “sienten solos” en las vías, lo que los tienta a abusar de la velocidad.

Comprendiendo esta sicología, las autoridades de Tránsito están aprovechando el personal que debe atender menos accidentes (12.000 menos respecto al año pasado) y regular menos cruces complicados, al circular menos automotores, para controlar conductas peligrosas en carretera, como el abuso de la velocidad.

“Llevamos 66 muertos menos en carretera este año, respecto al 2019. La restricción vehicular sanitaria nos ha permitido trabajar temas de control que antes se veían menos atendidos por regular tránsito o atender percances. Por ejemplo, en el tema de control de velocidad, tenemos 149 multas más, y pasamos de 41 decesos el año pasado a 25 este año, por esta posible causa. Entonces, debemos deducir que la confluencia de menos tránsito en carretera y mayor presencia policial en labores puntuales de control, han influido en estos datos menos negativos, en comparación con el año pasado”, reseñó el Director de la Policía de Tránsito, Lic. German Marín Sandí.

Conducir a más de 120 km/h sumó 129 multas en el primer semestre del año. Cada multa implica acumular 6 puntos en la licencia, lo que obligará al infractor a realizar un curso de reeducación vial, presencial, y a ganarlo con, al menos, un 80, para poder renovar la licencia. Si el infractor tenía licencia por primera vez, pierde automáticamente su derecho a conducir por un año. La multa en ambos casos es de ¢326.701,19.

Otros 413 conductores fueron sorprendidos al conducir a más de 40 km por encima del límite máximo permitido. Por ejemplo, en una zona de 60 km/h, viajaban a más de 100 km/h, ilustró Marín. Estas personas recibieron una sanción de ¢220.774,19 y cumularon 4 puntos en su licencia.

Asimismo, 569 boletas se acreditaron por conducir a más de 30 km por encima del límite máximo, para una multa de ¢110.387,09; lo mismo aplicó para 2 conductores que viajaban a más de 25 km/h en zona escolar, con presencia de estudiantes.

La mayoría de las multas correspondieron para personas que excedieron el límite máximo en más de 20 km. En total, fueron 756 boletas y la multa fue de ¢54.636,04.