San José.- Reducir costos y hacer la comunicación entre la ciudadanía y la policía más eficiente fue lo que llevó a la Dirección de Tecnologías de la Información del Ministerio de Seguridad Pública a trabajar en unificar las centrales telefónicas.

Así lo comunicó el mismo MSP este lunes, es por ello que, a partir del 15 de noviembre de este año, la institución, sus oficinas y todas las delegaciones policiales tendrán nuevo número de teléfono.

El número principal será 2600-4000 y 2600-4700 el cual es atendido por funcionarias en el edificio central.

Para conocer los números de las delegaciones podrá hacerlo en el sitio web de la institución www.seguridadpublica.go.cr donde habrá un directorio telefónico, a partir de la fecha en mención.

La Institución pasará así de tener 16 centrales telefónicas a solamente cinco y producirá un ahorro inicial del 20%, lo que significa 12 millones de colones menos en el pago anual.

Esta cifra crecerá conforme avancen los meses, pues de acuerdo con la Dirección de Tecnologías de la Información con este cambio vienen cambios que ayudarán a que el monto sea menor.

Ejemplo de esto son los siguientes beneficios:

  • Actualización de la tecnología de comunicación telefónica (SIP TRUNK), la cual reduce la facturación mensual en alrededor del 20% solo por el cambio de tecnología.
  • Se reducirían las líneas análogas al mínimo, una por delegación, las cuales se conservarían como un plan de contingencia.
  • as llamadas desde y entre las delegaciones no tendrán costo alguno al utilizar las extensiones asignadas del número de cabecera principal.
  • Con la tecnología adquirida, también se podrán integrar a la central telefónica la telefonía celular institucional habilitando la comunicación desde y hacia estos dispositivos sin costo, según el plan de minutos contratado.
  • También se contratará con el ICE un único plan de minutos, el cual reducirá el costo de las llamadas hacia celulares en un 15% mínimo.
  • Se pondrá a funcionar un tarificador el cual permitirá llevar un registro detallado de las llamadas permitiendo gestionar de manera apropiada el costo de las mismas.