San José.- Walter Espinoza, Director General del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), por medio de un correo electrónico enviado la tarde de este martes 22 de diciembre le manifestó a la Ministra de Justicia Fiorella Salazar, su preocupación por la cantidad de personas que se encuentran detenidas en las celdas de las diferentes sedes del OIJ, a la espera de ser recibidas en un centro penitenciario.

Es importante indicar, que las celdas con las que cuenta el OIJ son celdas de tránsito, es decir, una vez que una persona es detenida por algún cuerpo policial por la comisión de un delito, es ingresada a las celdas judiciales donde permanecerá recluida mientras tanto la administración de justicia le resuelve su situación jurídica, y en tesis de principio según lo establecido por la Sala Constitucional la persona detenida no debería permanecer en una celda judicial por más de 72 horas, ya que dichas celdas carecen de las condiciones básicas para garantizar una digna permanencia a las personas contra quienes se dictan medidas de internamiento penal.

Según datos de la Secretaría General del OIJ, al mediodía de este miércoles 23 de diciembre se contabilizaban un total de 204 personas en las celdas judiciales a nivel nacional, siendo las ubicadas en el Primer Circuito Judicial de San José en las que se encuentran la mayor cantidad de personas detenidas con un total de 47 personas quienes ya deberían estar recluidas en un centro penitenciario, lo que representa un 61% de la capacidad con la que cuentan estas celdas para albergar detenidos.

La preocupación de la Dirección General del OIJ radica en que, en algunas sedes regionales el porcentaje de ocupación se encuentra en un 100% de su capacidad, como lo son las sedes del OIJ de Heredia, San Carlos y Ciudad Neilly, además, en algunas como es el caso de las celdas del OIJ de Nicoya donde el porcentaje de ocupación está en un 117%.

Aunado a esto, es importante mencionar que las celdas con las que cuenta el OIJ no son solamente para albergar a personas que son detenidas diariamente, sino también son utilizadas para ingresar a personas que se encuentran en centros penitenciarios y son requeridas por la administración de justicia, para la realización de alguna practica judicial, entiéndase esto, que son personas que deben estar presentes en un juicio, en una audiencia u otras diligencias judiciales.

Por otra parte, cabe indicar que en la capacidad de las celdas judiciales también incide el hecho de que en las mismas no se pueden albergar juntas a personas de diferentes grupos, es decir, que si hay personas menores de edad deben estar en celdas que no haya personas mayores de edad, las mujeres deben de estar en celdas separadas, adultos mayores deben estar en celdas separadas y así consecuentemente. También, es de suma importancia hacer ver que en el contexto en que se encuentra el país con el tema de la pandemia por el virus del Covid-19, no es idóneo que permanezcan por mucho tiempo y sobre pobladas las celdas judiciales, pues en caso de que llegue una persona detenida que porte dicho virus, esto pone en peligro la salud de las demás personas detenidas e incluso la de los funcionarios judiciales.

Finalmente, la Dirección General del OIJ hace un llamado vehemente al Ministerio de Justicia, para que reciban en los centros penitenciarios a las personas a las que ya les han impuesto como medida la prisión preventiva, esto con el afán de garantizarles las condiciones adecuadas de permanencia, pues existen casos en que una persona ha estado en una celda judicial hasta por más de un mes.