[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Redacción, 07 julio 2020.- Mediante su Programa de Conservación de Tortugas, APM Terminals se propone rescatar este año 100 nidos, que equivalen a alrededor de 10.000 huevos de tortuga Baula, la cual se encuentra en peligro de extinción.

La emergencia sanitaria causada por el COVID-19 impidió que este año se realizaran patrullajes nocturnos por la playa de Moín; sin embargo, gracias a que un grupo de colaboradores de la empresa vive en las cercanías de la playa, ha sido posible que recolecten los huevos por la noche y los entreguen a la mañana siguiente para llevarlos a un vívero, donde son resguardados en nidos similares a los que hace la tortuga para ser liberados posteriormente.

“Hemos puesto todo nuestro esfuerzo por darle continuidad al plan por el impacto social y ambiental que este tiene, pese a que la situación generada por el COVID-19 nos obligó a variar nuestra forma de trabajo. Estamos complacidos porque este año también daremos la oportunidad a miles de tortugas de que nazcan de manera segura y vayan a nuestros mares” comentó Tammy Spencer, Coordinadora de sostenibilidad y Responsabilidad Social Empresarial de APM Terminals.

El Programa de Conservación de Tortugas inició en febrero de 2015, forma parte del Plan de Gestión Ambiental (PGA) y de la estaregia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de APM Terminals, y contempla la protección de huevos de tortugas marinas y la liberación de neonatos, sobre la franja de playa que va desde la desembocadura del río Moín hasta la desembocadura del río Matina.

De 2015 a 2019 habían liberado 70.000 tortuguitas Baula, que representan el 75% de los huevos rescatados. La protección permite reducir el impacto del saqueo y el comercio ilegal, y aumentar el porcentaje de sobrevivencia de neonatos de tortugas.

En los 15 km de playa de Moín llegan tres tipos de tortugas marinas: Baula, que anida entre febrero y julio; Carey, entre mayo y setiembre; y Verde, de junio a octubre. Hasta el momento, se han recatado 93 nidos.

El programa de rescate también procura inculcarles a los lugareños la importancia de no consumir carne o huevos de tortuga y proteger esta especie en riesgo, mediante las jornadas de liberación en las que participan vecinos, empleados de APM Terminals, escolares, colegiales y Fuerza Pública. Sin embargo, para este año se está trabajando en un protocolo para la liberación y el proceso de educación se realizará cuando las autoridades lo permitan.