Piden a población estar alerta para reducir riesgo de quemaduras

920

[themoneytizer id=22222-1]
[themoneytizer id=22222-19]

Diciembre 2018 (CCSS).- Autoridades y especialistas de los hospitales San Juan de Dios, Monseñor Sanabria de Puntarenas y Nacional de Niños pidieron, una vez más, a la población adulta tomar todas las medidas preventivas tendientes a reducir el riesgo y el impacto de las quemaduras.

El llamado lo plantearon, toda vez que esta es una de las épocas del año en las que suelen incrementarse estos percances que provocan mucho dolor al paciente, a la familia y el sistema de salud.

El doctor Gilberto Reina, jefe de la Unidad de Quemados del Hospital San Juan de Dios, destacó que el 80% de las quemaduras se producen por desatenciones, descuidos y por no tomar las medidas preventivas tendientes a reducir el riesgo.

En este sentido, tanto el doctor Reina como el doctor Esron García Acosta, jefe de Medicina Interna del hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas, llamaron la atención de la población para que adopte todas las medidas preventivas posibles para que después no se tenga que lamentar ningún suceso. Entre las medidas que se deben tomar son las siguientes:

• Cumplir con todos los protocolos de seguridad emitidos por los organismos competentes como la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) el Ministerio de Salud, Bomberos, Cruz Roja…
• Protegerse con guantes, pinzas, botas y otros aditivos de seguridad cuando se realice cualquier arreglo eléctrico en los hogares.
• Emplear cascos y ropas especiales.
• Vigilar que todas las conexiones eléctricas estén en buen estado.
• Evitar que personas que convulsionan o que sufran enfermedades como Parkinson porten líquidos calientes o cocinen.
• Los adultos mayores no deben permanecer solos en la casa.
• Tener mucho cuidado con la velas y asegurarse que queden apagadas.
• Abandonar la costumbre de cocinar en la playa. Hay que acostumbrarse a llevar los alimentos preparados.
• Asegurarse de apagar las fogatas.
• Extremar los cuidados con las válvulas de seguridad de las cocinas de gas y asegurarse que estén bloqueada cuando no estén en uso.
• Impedir que los menores de edad ingresen a la cocina.
• Se reitera que la población infantil no debe manipular ningún tipo de pólvora.
• No sentar en los regazos a niños pequeños durante los momentos de alimentación, pues ellos hacen maniobras que los adultos no pueden controlar y quemarse. En estos casos utilizar todos los dispositivos disponibles.

Si bien la CCSS cuenta con tres unidades de quemados: en los hospitales Nacional de Niños, San Juan de Dios y Monseñor Sanabria de Puntarenas, los especialistas y la doctora Olga Arguedas, directora del centro especializado pediátrico, pidieron la adopción de todas las medidas de seguridad para reducir las quemaduras. La meta es que este año no haya en el mes diciembre ningún quemado por pólvora y reducir el número de afectados por otras cosas.

Recordaron que los pacientes quemados deben ser sometidos a una serie de intervenciones y curaciones muy dolorosas y por lo tanto requieren muchos días de internamiento.

También solicitaron que en caso de quemaduras no se le ponga al paciente ninguna sustancia como cremas, pasta de dientes, huevos, broza de café…,puesto que este tipo de producto más bien puede complicar el cuadro, favorecer la presencia de infecciones y profundizar las lesiones.

En estos casos recomendaron enfriar la herida con agua fría, quitar la ropa, tapar con una sábana limpia y remitir al paciente al centro de salud más cercano. En caso de que haya fuego en el cuerpo hay tirar al paciente al piso y ponerlo a rodar.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: