Plataforma virtual permite reportar en línea reacciones adversas de medicamentos

San José, 11 julio 2019.- Cerca de 100 funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y de diversas instituciones del país, vinculados en los procesos de Farmacovigilancia de la red nacional, serán capacitados en el uso de una plataforma virtual que les permitirá efectuar reportes en línea de reacciones adversas a medicamentos (RAM), lo que permitirá maximizar la seguridad, la calidad y la eficacia de los fármacos, así como optimizar la detección de posibles problemas relacionados con los medicamentos y la seguridad de los pacientes.

La capacitación sobre estas y otras acciones de fortalecimiento de la farmacovigilancia, serán parte de la temática que se abordará durante el “Taller de Capacitación para el fortalecimiento de la Red Nacional de Farmacovigilancia” que se desarrolla, hoy y mañana, en el hotel Barceló San José y que pretende suministrar a los funcionarios herramientas actuales que permitan optimizar la detección de posibles problemas relacionados con los medicamentos y la seguridad de los pacientes.

Durante el acto de inauguración, esta mañana, el doctor Román Macaya Hayes, presidente ejecutivo de la CCSS, manifestó que este tipo de actividades, son de particular trascendencia para la institución, en virtud de que, permiten fortalecer las acciones institucionales dirigidas a garantizar la seguridad y la eficacia de los medicamentos que se despachan a toda la población usuaria, por lo que se requiere un sistema de farmacovigilancia fuerte y robusto, con personal altamente capacitado, con el objetivo de fortalecer la cultura de notificación de RAM en aras de responder, también, a la seguridad del paciente y la eficacia del tratamiento farmacológico.

Entre tanto el doctor Daniel Salas Peraza, ministro de Salud, aseguró con que la cantidad de medicamentos que despacha la CCSS, cerca de ¢87 millones el año anterior, se justifica la realización de este tipo de iniciativas y se evidencia la necesidad de fortalecer los controles y las buenas prácticas de farmacovigilancia que promuevan la seguridad en el paciente.

Por su parte, la doctora Angélica Vargas, funcionaria de la Dirección de Farmacoepidemiología de la CCSS, aseguró que cuando se tiene la sospecha de una reacción adversa en el paciente por el el uso de algún medicamento, todos los profesionales de la salud y de la industria farmacéutica, deben notificarlas ante el Centro Nacional de Farmacovigilancia (CNF), mediante una metodología que, en la actualidad se realiza de forma manual mediante una boleta amarilla estandarizada y con requisitos de información sencillos de completar, pero que en algunas ocasiones, podría generar algunas desventajas de subregistro al momento de notificar alguna reacción adversa o falla terapéutica por faltante de papelería, o bien, una mayor duración en el envío de los reportes, a través de la mensajería.

Durante la jornada de capacitación, estos profesionales tendrán la posibilidad de aprender a realizar dichas notificaciones, de una forma más amigable, expedita y en tiempo real, a través de la plataforma virtual Noti-Facedra, que está habilitada desde febrero anterior y cuya operación consiste en colocar un hipervínculo en el escritorio de todas las computadoras de la Institución, con el objetivo de crear la cultura del reporte mediante modalidad virtual.

Mediante esta nueva modalidad virtual, los funcionarios podrán notificar de forma inmediata ante el CNF, las posibles sospechas de efectos adversos a medicamentos, a través de un formulario electrónico.

Dicha plataforma constituye un sistema de reporte ágil y efectivo que aglutinará los reportes de casos de sospechas de RAM detectadas por los profesionales de salud y la población centroamericana.

La herramienta consolidará los reportes de las notificaciones y permitirá a las autoridades de salud de la región centroamericana y de República Dominicana, dar seguimiento a los medicamentos que se comercializan en la región.

En caso de que se detecte un problema con la información disponible en la plataforma, se podrán tomar acciones regulatorias para proteger la salud de la población de los distintos países a nivel regional.

Según la doctora Vargas, esta plataforma constituye, además, un instrumento valioso que suma a los esfuerzos continuos de velar por la calidad, seguridad y eficacia de los medicamentos que se brindan a la población, además, en forma expedita, permite establecer si existe una señal de alerta para un determinado medicamento.

Explicó que la posibilidad de ingresar a esa plataforma les permitirá visualizar qué tipo de reacciones adversas se están reportando en otras naciones y compararlas con la situación que se enfrenta en el país.

La CCSS inició el programa de Farmacovigilancia desde 1985, el cual evolucionó posteriormente, hacia el Centro Nacional de Farmacovigilancia en 1998 y fue trasladado en el año 2005, al Ministerio de Salud con ente rector de la salud en Costa Rica.

Actualmente, del total de notificaciones que llegan CNF, la CCSS constituye la Institución en el país que más reporta RAM, con un estimado del 85% del total de reportes anuales.

¿Qué es una sospecha de reacción adversa?

Un efecto adverso es una reacción a un medicamento que no se esperaba o deseaba. Cualquier medicamento puede producir reacciones adversas. En los prospectos de cada medicamento se describen aquellas ya conocidas.

Toda sospecha de reacción adversa de la que se tenga conocimiento debe ser notificada por el CNF por los profesionales de la salud durante su práctica habitual.

Advertisements

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: