San José.- En la pirámide de movilidad urbana, el peatón se encuentra en lo más alto de las prioridades, por eso, la Policía de Tránsito les recuerda a los conductores que deben privilegiar el paso seguro de los caminantes, incluso por razones de sentido común y respeto a la vida de estas personas.

“No deberíamos tener que aclararle a los conductores que deben dar prioridad a los peatones; más que por una multa, porque podrían causar una desgracia. Desafortunadamente, hemos visto situaciones en las que no se respeta esa condición del peatón y se les atropella o se obliga al caminante a correr, devolverse o esquivar al automotor y a una que otra bicicleta, también”, acotó Alberto Barquero Espinoza, subdirector de la Policía de Tránsito.

El funcionario resumió que los vehículos no deben estacionar a menos de cinco metros de una rampa para personas con discapacidad, de la esquina o de un paso peatonal demarcado, ya que esos cinco metros le permiten al peatón una visibilidad adecuada de la carretera para observar si viene un vehículo y, con base en ello, decidir si cruza o no.

“Nos hemos topado con cuestionamientos de por qué cinco metros y no uno o dos, si de todas formas el peatón puede pasar. Claramente, hay un desconocimiento de la razón de esa distancia en función de la visibilidad del caminante”, agregó Barquero.

Cuando se hace un Alto o un Ceda, no es únicamente para prevenir que puedan estar pasando vehículos transversalmente, sino que hay que prestar atención al paso de peatones y darles la prioridad de paso frente al vehículo, no estacionarse sobre la línea de pare o ceda y obligar a la persona a pasar por detrás. Esta conducta puede suponer una sanción de unos ¢23.000. De hecho, detenerse sobre el señalamiento horizontal sumó 298 boletas en el primer cuatrimestre del 2021 y otras 24 multas fueron por no dar la prioridad de paso al peatón.

Más grave, todavía, es adelantar a un vehículo que se detuvo frente a un paso peatonal, dados los riesgos de embestir al peatón al que el vehículo de adelante le cedió el paso. Los primeros cuatro meses del 2021 sumaron 40 boletas de unos ¢111.000 por esta falta.

Deberes de los peatones

En la misma línea que se recalca la prioridad de los peatones en la dinámica vial, la Policía de Tránsito no omitió recordar algunas responsabilidades que tienen los caminantes, justamente para reducir riesgos de atropellos.

Así, detalló Barquero, los peatones deben usar las aceras siempre, cruzar en las esquinas y no a mitad de la cuadra, por ejemplo. También, deben usar los pasos y puentes peatonales cuando estén disponibles y activar los semáforos para peatones.

En sitios en los que no existan aceras, deben caminar por el lado izquierdo, lo cual permite ver de freten a los vehículos. No deben camina por las líneas férreas ni por rutas de alta velocidad vehicular.

En el 2021, se contabilizan 7 multas a peatones por irrespetar esta normativa, establecida en el artículo 120 de la Ley de Tránsito. La sanción se hace a la cédula, por lo que, si esa persona tiene licencia, deberá pagarla para poder renovar.