Osa.- “Yo llegué hace 55 años a este pueblo que ya tenía sus años de constituido y en todo este tiempo aquí nunca habíamos contado con electricidad y todos sus beneficios. Hoy tenemos mucho que celebrar en nuestro querido pueblo, ya tenemos muchos planes de desarrollo” comentó visiblemente emocionado don Ezequiel González, uno de los líderes y habitantes más antiguos de Sábalo.

La electricidad llegó esta semana para las familias de Sábalo y lo mismo pasará para el año 2021 con las comunidades vecinas de Pailón y Potrero ubicadas en Sierpe de Osa. En total serán beneficiadas aproximadamente 50 familias gracias al proyecto que lleva a cabo el Instituto de Desarrollo Rural (Inder).

El proyecto consiste en la colocación de postes, anclajes e instalación de 8.7 kilómetros de tendido eléctrico. La obra permitirá que las 50 familias de las comunidades, es decir, unas 200 personas, mejoren sus condiciones de vida y puedan comercializar sus emprendimientos productivos.

“Las personas en las ciudades están acostumbradas a encender y apagar sus bombillos y aparatos eléctricos, a cocinar con solo darle vuelta a una perilla. Mientras aquí, muchas familias tienen que dedicar mucho más tiempo a esas tareas. Cocinar, por ejemplo, requiere de cortar leña y encender el fuego, eso sin contar con que no tenemos refrigeración y los alimentos duran menos. Pero ya eso será pronto cosa del pasado”, aseguró Hilda Castillo del Comité de electrificación de la Asociación de Desarrollo de Sábalo.

La inversión total la realizó el Instituto de Desarrollo Rural (Inder), por un monto de ₡243 millones. Para su realización fue necesaria la debida coordinación con la Municipalidad de Osa y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), institución que aportó mano de obra, apoyo técnico y fiscalización del proyecto. También participó el Sistema Nacional de Área de Conservación Osa (SINAC-ACOSA) con los permisos necesarios para el desarrollo de las obras.

El proyecto inició en el 2020 y se extendió hasta el 2021. Actualmente, el tramo principal ya se encuentra finalizado. Las obras fueron lideradas por la Oficina de Desarrollo Territorial del Inder en Osa y apoyadas por el Consejo Territorial de Desarrollo (CTDR) Península de Osa.