Redacción.- El próximo jueves, 4 de febrero, se pondrá en servicio el puente sobre el río Reventazón, frente a la represa de Cachí. Las principales labores de reparación, realizadas desde el pasado 26 de octubre ya se han realizado y solo restan labores menores.

Dentro de lo más relevante, en torno a la reapertura, es que el paso por el puente será en un solo sentido a la vez, es decir, ambos carriles funcionarán con reversibilidad con base en un sistema de semáforos, aportado por la Dirección General de Ingeniería de Tránsito, con un valor de $12.000, unos millones ¢7.2 millones, de tal manera que por lapsos de tiempo la circulación sea en un sentido y luego a la inversa.

En Ingeniería de Tránsito destacaron que los primeros días serán de pruebas, de tal manera que, con base en los flujos vehiculares, se vayan optimizando los tiempos de paso en verde en uno y otro sentido, por lo que solicitan comprensión en esos primeros días a los pobladores de la zona y usuarios del puente.

Por su parte, las autoridades del Consejo Nacional de Vialidad detallaron que las obras sobre la estructura, ubicada en la ruta nacional 224, tienen un costo de ¢563 millones.

A partir del 4 de febrero se seguirá trabajando en labores pendientes, como las aceras y las barandas de contención.