San José.- El cambio de coloración de las gasolinas inició en febrero, tras la publicación del Decreto Ejecutivo No. 42646-COMEX-MEIC-MINAE, con el que Costa Rica se acogió a los nuevos reglamentos centroamericanos (RTCA) que fijan las características para las gasolinas a nivel regional; debido a los avances del país en mejoras en la calidad de los combustibles, el único cambio a aplicar fue modificar el tipo de color para diferenciarlas.

La forma de reconocer ahora cada combustible es que la Gasolina Plus 91 (regular) es de color rojo mientras la Gasolina Superior (súper) es  incolora.

El objetivo del cambio de coloración fortalece la trazabilidad y facilita la identificación de los productos, lo que hace más fácil detectar si hay alguna adulteración del producto  y así proteger a los consumidores.

Para la implementación de lo dispuesto y considerando la rotación de inventarios   se definió un plazo de dos meses, a partir del 1° de febrero de 2021 y hasta el 31 de marzo de 2021, para verificar el cumplimiento del cambio en las terminales de venta y distribución de RECOPE y de igual forma, se definieron  dos meses más desde del 1° de abril de 2021 y hasta el 31 de mayo de 2021, para que las estaciones de servicio y transportistas pudieran eliminar de sus tanques y tuberías cualquier rastro del combustible de diferente color mediante la rotación del producto.

Por lo tanto, el proceso de cambio de color de la gasolina ya está cumplido y el consumidor, si tiene alguna duda, puede desde ahora hacer la verificación respectiva.

Este cambio de color no afecta ninguna de las características que definen la calidad de las gasolinas que es verificada por la ARESEP y laboratorios de la Universidad de Costa Rica, como el número de octanaje que diferencia a una gasolina de la otra, y que se mantiene en 91 para la Plus 91 y 95 para la Súper.

Para el cambio de coloración el único ajuste corresponde a los tintes usados para diferenciar los combustibles, y cuyo  objetivo es que el usuario tenga una herramienta más ágil y efectiva para identificar el tipo de combustible usado y denunciar  posibles adulteraciones en este, lo cual puede hacer directamente ante la Aresep, que tiene la facultad legal para hacer las verificaciones correspondientes y aplicar las medidas sancionatorias que corresponda, si se incumple con cualquier parámetro de calidad.

Costa Rica desde el 1° de setiembre del 2017; incorporó la norma INTE E1:2019, tanto para la RON 91 como para la RON 95, con los parámetros que se acogieron para los RTCA, y que se resumen de la siguiente manera:

  1. Se regula la estabilidad de oxidación a 360 minutos, con lo cual se aumenta la durabilidad del producto.
  2. La norma para azufre se bajó de 1000 ppm a 50 ppm máximo, y se regula en general el contenido de metales.
  3. Se ponen límites de tolerancia de sustancias que afectan el ambiente y la salud como benceno, aromáticos y olefinas, estas últimas son propiciadoras de la formación de gomas, lo cual también mejora el desempeño del combustible.

Se mantiene la diferenciación de octanaje en 91 para la conocida como regular y 95 para la superior, una característica que mide la capacidad antidetonante del producto y que está en función de las necesidades del motor, lo cual está claramente definido en el manual de cada vehículo. Una variación en este número es una indicación clara de una adulteración del producto.