San José.- La Refinadora Costarricense de Petróleo informó este viernes que los ajustes por revisión extraordinaria, bajo la metodología establecida por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), considera los precios internacionales y la devaluación del colón, sin embargo en el estudio que hoy se presentó se incorpora la revisión por el diferencial tarifario, lo que da como resultado final una leve baja en los precios que se aplicaría para el mes de julio.

El anuncio de un aumento dado ayer por ARESEP, fue la resolución de una solicitud planteada por los gasolineros, que depende exclusivamente del sistema de regulación que aplica para este sector de la cadena de distribución, que está en manos de empresas privadas.

RECOPE señaló que la tendencia de los precios en el mercado internacional desde principios  del año se ha mantenido de manera sostenida al alza, lo que ha conllevado a la aplicación de seis aumentos en este año, debido al peso que tiene el costo internacional en la estructura del precio final.

Esta estructura incluye el costo de importación, el impuesto único, el margen por costo de operación de RECOPE,  los márgenes por trasiego y venta en estaciones de servicio, el canon de ARESEP y los subsidios.

Para revisar el costo internacional,  la metodología de precios vigente (RJD-230-2015), indica que cada segundo viernes de mes, se debe calcular la variación, tomando en consideración los precios internacionales de los últimos 15 días individualizado por producto y el tipo de cambio que también este mes registra un aumento de ₡2,85/USD.

La variación que resulta al comparar estos datos con el ajuste anterior, se somete a consulta ciudadana y pasado este trámite se publica. Por los plazos para entrar a regir se produce un desfase de 35 a 45 días. Por este desfase cada dos meses se debe considerar un ajuste adicional, llamado “diferencial tarifario”.

Con la aplicación  del diferencial de precios, lo que aplica es una devolución de recursos al consumidor por una suma cercana a ₡8 111 millones.

Pese al aumento en el precio internacional, como resultado de la aplicación de este diferencial, se prevé una leve variación estimada de dos colones menos en el litro de  gasolina Súper, cuatro colones menos en el de la Gasolina Plus 91 y un aumento de un colón en el litro del Diésel.

Así las cosas, el litro de Gasolina Súper pasaría de ₡730 a ₡ 728, el litro la Gasolina Plus 91 de  ₡ 710 a  ₡708 y el litro de diésel aumentaría de ₡ 587 a ₡588.

  Precio de venta vigente y estimado al consumidor final

Producto Precios vigentes (ET-021-2021) Propuestos Variación
Absoluta Porcentual
 Gasolina Súper 730 728 -2 -0,27%
 Gasolina Plus 91 710 706 -4 -0,56%
 Diésel 50 587 588 1 0,17%

 

Comportamiento del mercado internacional

Desde la perspectiva mundial, ha continuado el aumento en el precio internacional de los combustibles, por un  efecto combinado de los siguientes  factores:

  1. El aumento en el precio del crudo, debido al optimismo por la reapertura de las economías de Estados Unidos y Europa, que están entre las mayores consumidoras de petróleo del mundo
  2. La perspectiva de un aumento mayor de la demanda de combustibles con la llegada de la temporada del verano boreal, tras los esfuerzos mundiales por avanzar con la vacunación contra el Covid-19.

En el siguiente gráfico se muestra la variación del precio de importación considerado en este estudio:

Sin embargo, paralelamente se han dado algunas fluctuaciones a la baja en algunos días, resultado  de tres factores:

  1. la preocupación que despertó el aumento de los casos de COVID-19 en India, Taiwán, Vietnam y Tailandia, que conllevó a su vez a reforzar las restricciones de movilidad; que podrían repercutir en la demanda energética en estos países.
  2. la expectativa de un retorno anticipado de las exportaciones de Irán a los mercados internacionales por el levantamiento de las sanciones nucleares, aunque luego se especuló que este regreso no sería tan rápido como se creyó en un principio.
  3. Los miembros de la OPEP+ decidieron en su reunión de inicios de junio mantener el ritmo del aumento de su producción de crudo para julio, la estrategia actual consiste en un aumento progresivo entre mayo y julio que suma casi 1,2 millones de barriles por día, esto alimenta la oferta.

Las fuerzas en el mundo de oferta y demanda generan un cierto balance y conduce por ahora a una mayor estabilidad en los precios.