RECOPE solicita rebaja en el precio de la Gasolina Súper y en el Diésel

San José, 13 julio 2018 (RECOPE) – RECOPE presentó ante la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), una solicitud de rebaja de -₡2 en el precio del litro de la Gasolina Súper y de -₡2 en el Diésel que entraría a regir en el próximo mes de agosto.

En cuanto al precio de la Gasolina Plus 91, éste experimentaría un aumento de ₡1 por litro.

Todos los segundos viernes de cada mes se revisan los precios para cada producto. Para ello, se considera cómo fue el comportamiento del precio internacional de cada combustible (no del petróleo) en los 15 días anteriores y tipo de cambio del dólar.

En relación con el precio de referencia internacional de los combustibles (PRi) calculados mediante ecuación, valor que se incorpora en la fórmula de ajuste extraordinario de precios, se observa lo siguiente:

  • Gasolina Súper: en junio el valor de fue de USD91,70 por barril y en julio de USD91,04; una disminución de – USD0,66 por barril, equivalente a una reducción de un – 0,72%.
  • Gasolina Plus 91: en junio el valor de fue de USD86,59; por barril y en julio de USD86,75; esto genera un incremento de USD0,15 por barril, equivalente a un aumento de un 0,18%.
  • Diésel 50: en junio el valor de fue de USD90,47 por barril y en julio de USD89,78; es decir una disminución de – USD0,69 por barril, que representa una reducción de un -0,76%.

El colón presenta a nivel local una pequeña devaluación de ₡0,38 pasando de ₡567,62 por dólar en el estudio extraordinario anterior a ₡567,99 en el actual, lo cual representa a una variación de un 0,07%.

Lo solicitado conllevaría a las siguientes variaciones para el consumidor final: el litro de gasolina Súper pasaría de ₡677 a ₡675 para una rebaja de ₡2, el litro la gasolina Plus 91 de ₡652 a ₡653 para un aumento de ₡1, y el litro de diésel de ₡556 a ₡554 para una rebaja de ₡2.

Precio final en estaciones de servicio

Mercado internacional durante junio 2018

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) junto con los representantes de los países signatarios del acuerdo para recortar la producción desde enero del 2017, se reunieron el pasado 22 de junio para analizar el efecto del acuerdo en el crecimiento actual de los precios.

El acuerdo original consideraba una disminución en la producción de 1,80 millones de bbl/día, sin embargo; debido a una serie de factores geo-políticos, el recorte llegó a casi 2,8 millones bbl/día, lo cual ha impulsado los precios de los crudos por encima de los US$ 70 – 75/bbl.

El acuerdo tomado en esta ocasión, considera el retorno de un millón de barriles/día, lo cual significa para los analistas, que en forma efectiva llegaran al mercado únicamente entre 600 – 700 mil bbl/día.

Lo anterior dado que hay países que no pueden cumplir con su cuota, como por ejemplo Venezuela debido a los graves problemas de producción que atraviesa en estos momentos, Irán por el restablecimiento de las sanciones económicas por parte del presidente Donald Trump y Libia, país que enfrenta serios problemas político-religiosos que mantiene muy inestable su producción.

Esta noticia logró una leve baja en los precios, sin embargo; no lo suficiente ya que se espera más por parte de la OPEP y los países no-OPEP.

El mes de julio inicia con un aumento en los precios internacionales del Brent, luego de que Libia decretará medidas de fuerza mayor en parte de su exportación de crudo, mientras que la baja en el suministro canadiense ayudó por su parte a elevar los precios del crudo en Estados Unidos llegando a máximos en últimos tres años y medio.

Las tensas relaciones entre China y EEUU también empujaron al alza los futuros de crudo estadounidense, mientras el Brent por su parte bajó tras conocerse que Arabia Saudita, el mayor exportador de crudo del mundo, elevó la producción en casi 500.000 barriles por día el mes pasado, una señal de que está dispuesta a compensar la escasez que produce el recorte de producción de otros productores y contener así los precios.

La huelga que inició el pasado 10 de julio de cientos de trabajadores de plataformas petroleras y gasíferas en Noruega tras rechazar un acuerdo de ajuste salarial, provocó el cierre de un campo operado por Shell, impulsó los precios del crudo Brent.

Es importante recordar que Noruega es el mayor productor petrolero de Europa Occidental, por lo que un recorte en su producción que se extienda por varios días o semanas, tiene un impacto significativo en la oferta mundial.

En forma simultánea se da el anuncio de Libia de la re-apertura de 4 puertos de exportación de crudo provocó que el precio del crudo Brent cayera un 7% el miércoles 10 de julio, la mayor caída diaria de los últimos dos años.

Ante estas variaciones constantes de los precios, provocadas por noticas sobre aumento o disminución de la producción en diferentes regiones del mundo, el presidente de la OPEP, el Sr. Suhail al-Mazrouei indicó que esta situación no es buena ya que genera mucha volatilidad en el mercado del petróleo y ha asegurado que el cártel que preside intenta propiciar un escenario de precios más estable, al tiempo que ha atribuido parte de la fluctuación a las tensiones comerciales con EEUU.

La misma volatilidad que se presenta en los precios de los crudos se refleja en los precios de los productos derivados. El día 10 de julio, los precios de los productos llegaron a valores bastante altos, el diésel y el jet fuel cerraron por encima de los US$ 91/bbl y la gasolina por encima de US$ 88/bbl.

Deja un comentario