Redacción.- La madrugada de este lunes oficiales de la Fuerza Pública fueron alertados sobre detonaciones de armas de fuero en un búnker ubicado en el barrio Carambola en Río Jiménez de Guácimo, Limón.

Al presentarse al sitio se hizo la intervención de un hombre de apellido Arias, quien tenía en una de sus manos un revólver con municiones.

Además, se le revisó un bolso que portaba en su espalda, el cual contenía
14 cartuchos de escopeta, 93 municiones calibre 9 milímetros, 102 municiones calibre 22, varias dosis de marihuana y cocaína, tres radios de comunicación y 81.955 colones en monedas de diferentes denominaciones y algunas máscaras.

En el búnker se detuvo a un menor de edad con un revólver calibe 38, mientras que dos sujetos con vestimentas oscuras huyeron del lugar.

La revisión posterior del sitio permitió el decomiso de una tercera arma de fuego, la cual es calibre 22 y que estaba en un sillón.

Los dos detenidos y la evidencia fueron presentados ante las autoridades judiciales.