Imagen ilustrativa

[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Redacción, 03 agosto 2020.- La gerencia de Logística de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) detectó, mediante su sistema de control de inventario y circuito cerrado de seguridad, un faltante de unidades del medicamento toxina botulínica, por lo cual un funcionario fue separado como presunto responsable y se interpuso una denuncia penal ante el Ministerio Público.

El ingeniero Luis Fernando Porras, gerente de Logística, informó que hace días atrás se detectó el faltante de 97 ampollas de Toxina botulínica por lo que se activaron los protocolos internos de verificación física y digital.

Lo anterior llevó a la separación temporal de un funcionario presuntamente implicado en el hurto de este producto de sus funciones relacionadas con el cargo.

El ingeniero Porras indicó que se procedió con la denuncia penal ante el Ministerio Público y se abrió un proceso interno de investigación y eventualmente disciplinario de comprobarse la responsabilidad de los hechos.

La toxina botulínica es un medicamento de origen biológico y en la institución tiene indicaciones avaladas en: Toxina Botulínica Blefaroespasmo (contracción involuntaria de los músculos de los parpados), estrabismo, espasticidad ( contracción muscular severa), hiperhidrosis ( sudoración excesiva).