Redacción (NAICR).- Los santacruceños no quisieron perder la tradición del 14 de enero donde todos los años se realiza el desfile y la entrada del Santo Esquipulas, pese a la pandemia y a las advertencias de las autoridades.

Aglomeraciones de personas se vieron por diferentes calles de la ciudad de Santa Cruz en Guanacaste en horas de la mañana, principalmente en el parque Bernavela Ramos donde culminó la actividad con la tradicional «cimarrona».

Por otro lado, en la llamada «Plaza de los Mangos» también se realizó otra aglomeración con «cimarronas» y personas que bailaban alrededor.

En una entrevista cedida a Telenoticias, el Alcalde de Santa Cruz mencionó que es muy difícil sacar una tradición que ya se lleva dentro.

Minutos después de trascender la información a eso del mediodía, el Ministerio de Salud se pronunció con un comunicado en el que reiteraban que los eventos de concentración de personas continuaban prohibidos.

Tras los actos no se realizó ninguna acción para detener la celebración, aunque en el lugar había una importante cantidad de miles de personas, esto pudo dificultar alguna acción que se ejecutara.

Tras consultas realizadas por diferentes medios de comunicación al Ministerio de Seguridad Pública, aún no se han pronunciado sobre si se tiene algún plan en caso de presentarse otros incidentes en las próximas horas o días.

Pasado el mediodía ya las personas se fueron retirando de la zona por sus propios medios.