Redacción.- La Policía Profesional de Migración, bajo dirección funcional del Ministerio Público de Alajuela, detuvo este miércoles a un hombre costarricense de apellidos Araya Salvatierra, y a una mujer nicaragüense apellidos Rubio Pavón, por el delito de trata de personas en la modalidad de explotación sexual, ambas personas se dedicaban a someter a encuentros sexuales a mujeres en una vivienda que fue allanada por las autoridades. Oficiales de Migración lograron el rescate de las víctimas a quienes se les brindo la asistencia correspondiente.

De acuerdo con un comunicado emitido, a través de una información confidencial interpuesta en el sistema de emergencias 9-1-1 en el pasado mes de junio y ante la rápida acción, la Policía Profesional de Migración inició la investigación y diligencias correspondientes para lograr el rescate de las víctimas y la detención de las personas tratantes. La indagación permitió conocer y establecer que una de las víctimas era trasladada constantemente de un lugar a otro por parte del ahora detenido Araya Salvatierra, siempre bajo su custodia y supervisión, con el fin de someterla a explotación sexual por montos que oscilaban los veinte mil colones. Esta actividad sexual era promovida por los detenidos a través de una página web, donde ofrecían a las víctimas que eran sometidas por la red criminal.

La investigación demostró que los detenidos Araya Salvatierra y Rubio Pavón ejercían abuso de poder sobre una de las víctimas, ya que la supervisaban, custodiaban y trasladaban hacia el lugar donde era explotada, desde donde no se le observaba salir por largos periodos de tiempo, laborando por más de doce horas, manteniéndola siempre bajo las reglas de la red criminal.

Los detenidos serán trasladados al Ministerio Público de Alajuela por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual, exponiéndose a una pena de prisión de ocho a dieciséis años con los agravantes relacionados según el artículo 172 del Código Penal de Costa Rica.