Redacción.- La Fiscalía Adjunta de Pococí se encuentra dirigiendo nueve allanamientos y ordenó detener a una familia vinculada con los presuntos delitos de administración fraudulenta, fraudes y legitimación de capitales.

Se trata de tres imputados de apellidos Gutiérrez Víctor, así como otros identificados como Rodríguez Rodríguez (mujer), Gutiérrez Avilés y Víctor Garro (mujer). Todos se encuentran a las órdenes del Ministerio Público y, en las próximas horas, se procederá con la toma de la declaración indagatoria.

Los operativos se encuentran activos en dos casas ubicadas en Cariari, una en Guápiles y otra en Santa Ana, San José. En la provincia de Limón se está allanando el Bar Lux, una barbería, un lavacar, una tienda de decoración para carros y una casa de empeños.

Las diligencias de allanamientos se realizan en conjunto con el Organismo de Investigación Judicial y se ha logrado decomisar prueba importante para el desarrollo de la causa.

El caso. De acuerdo con la prueba recabada hasta el momento, el ​presunto líder es de apellido Gutiérrez Víctor, quien, al parecer, estaría actuando desde el 2016.

Se cree que ese año, el sujeto habría estafado al Banco Popular, luego de que pidiera un préstamo con documentos que serían falsos. En apariencia, tras la actuación del imputado, este logró recibir 15 millones de colones.

Según la investigación, en el 2017, el sujeto también ideó un plan para estafar una compañía dedicada a la venta de insumos médicos, para la cual laboraba. De esa manera, se sospecha que Gutiérrez obtuvo $27.900.

Esta Fiscalía también investiga hechos ocurridos este año, ya que, al parecer, el sospechoso tenía a cargo el manejo, la administración y el cuido de los bienes que pertenecen a una empresa también dedicada a la venta de dispositivos médicos.

Presuntamente, el imputado aprovechó su puesto para variar los gastos y, en apariencia, logró desviar los dineros de esta compañía, lo que habría causado un perjuicio económico de casi $7.500.000.

A partir de estos dineros, los cuales fueron obtenidos, al parecer, de manera irregular, el imputado entró en posesión de terrenos, condominios, sodas, aproximadamente 30 carros, un lavacar y una casa de empeños.

Para conseguir estos beneficios, se cree que los otros detenidos tenían la función de testaferros, así que ponían las propiedades a sus nombres, con el fin de evitar sospechas.

Todos estos hechos se mantienen en investigación, bajo la causa 20-011534-0042-PE.