Fotografía cortesía del Ministerio de Seguridad Pública.

[adinserter block=»7″]
[adinserter block=»9″]

Redacción, 07 julio 2020.- Cada 30 minutos una patrulla y una pareja de oficiales tuvieron que ser asignados para verificar, poner orden y prevenir a aquellas personas que realizaban fiestas, escándalos musicales o no cumplían con el aforo en un local, en la provincia de Heredia durante el pasado fin de semana.

El Ministro de Seguridad Pública, Michael Soto Rojas, informó ayer que en total recibieron 1305 incidencias en el sistema de emergencias 9-1-1 por este tipo de situaciones.

La provincia de Heredia registró 138 de estos incidentes.

Es así como desde el viernes en horas de la noche hasta la madruga del lunes, los oficiales de la provincia de Heredia tuvieron que abocarse a estos reportes.

En la mayoría de los casos, según la Fuerza Pública, al llegar a los lugares las personas apagaban las luces, silenciaban la música y al intentar conversar no salían o si salían aducían que eran actividades dentro del mismo núcleo familiar.

Las autoridades apelan a la conciencia de las personas para que no se expongan a multas hasta de prisión por incumplir las medidas sanitarias en tiempos de pandemia por la COVID19.